AP 163
AP 163

El gobierno del presidente egipcio Al Sisi sigue en el ojo de la tormenta tras la detención de tres periodistas de la cadena de noticias Al Jazeera, quienes recibieron una sentencia de siete años acusados de apoyar a los Hermanos Musulmanes. En señal de protesta por esta medida, en Twitter se creó el hashtag "#FreeAJStaff" a través del cual la gente se solidariza con Peter Greste, Mohamed Fadel Fahmy y Baher Mohamed, los periodistas detenidos.

"Libertad", "Solidaridad", "Democracia", son algunas de las palabras que se repiten mensaje a mensaje.

Este lunes, el secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry, calificó a las sentencias impuestas contra los periodistas como "sentencias draconianas". "Injusticias como ésta no pueden tolerarse si Egipto va a avanzar de la forma en que el presidente (Abdelfatah) Al Sisi y el ministro de Exteriores (Sameh) Shoukry me dijeron ayer que aspiran", manifestó el funcionario norteamericano a través de un comunicado.

"El Gobierno egipcio debe revisar todas las sentencias políticas y los veredictos pronunciados durante los últimos años y considerar todas las soluciones posibles, incluidos perdones", agregó Kerry.

Los periodistas de Al Jazeera fueron detenidos en diciembre en su cuarto de hotel, desde donde cubrían las protestas que azotaban al país por la expulsión del presidente Mohamed Mursi. Los tres recibieron una sentencia de siete años, pero la corte le agregó tres más a Mohamed por un cargo separado de posesión de armas. El "arma" que poseía era un casquillo de bala que había guardado como souvenir.

Al momento de su captura, las autoridades, que no contaban con ninguna evidencia, los acusó de asistir a los Hermanos Musulmanes, una organización que Egipto declaró terrorista y acusó de fabricar filmaciones con las cuales socavar la seguridad nacional del país. Los tres se declararon inocentes y aseguraron que sólo cumplían su labor como periodistas.

A las autoridades de Egipto no les gustó la cobertura de los acontecimientos por parte de Al Jazeera, acusada de parcialidad a favor de los Hermanos Musulmanes, y cerró su filial egipcia, Al Jazeera Mubasher Misr.

Mientras Greste, Fadel Fahmy y Mohamed permanecen en prisión, la comunidad internacional se une a través de las redes sociales para apoyar su causa.