162
162

La idea es que la imagen que brinde el espejo sobre nosotros mismos sea agradable y saludable. Lejos de los estereotipos y que el paso del tiempo no sea una obsesión, sino una cuestión inexorable pero que se pueda transitar bien.

Así puede describirse cómo conciben sus preocupaciones estéticas hombres y mujeres contemporáneos. Los especialistas lo definen como una búsqueda de rostros y aspectos más naturales; con la elección de tratamientos cosméticos menos invasivos y en donde llegar al consultorio del médico tenga que ver con la prevención.

Una investigación reciente de la Asociación Americana de Cirugía Plástica (ASAPS) indica que hoy los hombres y mujeres se informan cada vez más sobre los resultados específicos que se obtienen con los diferentes procedimientos estéticos -quirúrgicos y no quirúrgicos- y buscan soluciones menos invasivas y con un criterio más preventivo que reparador para alcanzar el deseo estético.

Además otro dato de época lo aporta el hecho de que crece el número de hombres que visitan los consultorios en busca de tratamientos estéticos. La investigación de la ASAPS demuestra también que la preferencia de los hombres es el uso de la toxina botulínica A -líder en procedimientos no quirúrgicos- y en el caso de las mujeres posiciona al aumento mamario como la cirugía más elegida por ellas.

Según el estudio, en 2013 se realizaron más de 11 millones de procedimientos estéticos en los EE.UU, de los cuales casi 2 millones fueron intervenciones quirúrgicas (un aumento del 6,5%, en relación con el 2012) y 9,5 millones fueron procedimientos no quirúrgicos (un aumento del 13%, en relación con 2012).

Los datos mantienen la misma curva de crecimiento para los dos tipos de intervenciones cosméticas con peculiaridades cada vez más específicas en relación con las franjas de edad y las diferencias de género. Un indicador que demuestra la búsqueda del éxito de procedimientos personalizados es la continuidad del crecimiento del uso de la toxina botulínica A, que se mantiene en posición de liderazgo desde hace ya 14 años (con más de 3 millones de procedimientos, con un incremento del 16%, en relación con el 2012).

Al mismo tiempo, se observó un aumento significativo para los rellenos con base de ácido hialurónico, el segundo en este ranking. En 2013, el uso de los mismos superó la marca de 1,3 millones y mostró un aumento del 35%, en relación con el año anterior.

Raúl Banegas, médico cirujano plástico argentino y miembro de ASAPS, sostiene: "Hoy en día la información se expande rápidamente en las redes sociales y esto agiliza el intercambio de contenidos sobre procedimientos estéticos, su efectividad y especificidad. Eso deriva en la adhesión continua a los tratamientos mínimamente invasivos ya consagrados, como el conocido Botox® . Y también la asimilación de intervenciones con rellenos de ácido hialurónico, que cuentan con tecnología innovadora. Esta conducta se observa tanto en los EE.UU como en la Argentina".

De acuerdo con Banegas, entender los beneficios de recursos como la toxina botulínica A no se centra sólo en las arrugas que ya existen. "La gente está reconociendo la efectividad de la toxina botulínica A para el tratamiento preventivo. Antes, creíamos que la hora de comenzar con ese procedimiento era después de que las arrugas marcaran la piel. Hoy, ya está claro que comenzando antes, ganamos edad con más naturalidad".

Ellos también

En los últimos cinco años, los hombres visitan más el consultorio de los médicos cirujanos plásticos y de los especialistas en tratamientos estéticos.

Banegas apunta a Infobae:

"Hace unos años, la consulta masculina en mi práctica diaria era de un paciente varón al mes. Actualmente este numero se elevó a cinco. Ellos utilizan el término "verse bien" con una connotación mas "saludable"

Banegas apunta a Infobae: "Hace unos años, la consulta masculina en mi practica diaria era de un paciente varón al mes. Actualmente este numero se elevó a cinco. Ellos utilizan el término "verse bien" con una connotación mas "saludable"

Buscan un profesional que a través de métodos quirúrgicos (la operación de párpados a nivel facial, y la lipoescultura en lo corporal son las más solicitadas por los hombres) o mediante procedimientos más rápidos y simples, como es el caso de los rellenos faciales con ácido hialurónico, Botox®, o láser les devuelvan esa sensación de "hombre físicamente saludable, más juvenil. Pero a diferencia de las mujeres no buscan directamente verse más "lindos", ni tampoco la competencia con sus pares es algo que los moviliza demasiado".

La mujer de hoy está infinitamente más concientizada que las mujeres de la década del 80. Recuerda Banegas: "En esa época se hacían preparados especiales para broncearse hasta obtener tonalidades impensadas. A mediados de los 90 hubo otra moda similar, las camas solares, que alentó a la gente a estar todo el año con un color cobrizo-anaranjado, totalmente artificial.

Por otro lado, la prevención, la hidratación de la piel y los tratamientos para mejorarla no estaban dentro de las primeras obligaciones a la hora del cuidado de la salud. Para la mujer, el término "verse mejor" implica verse más joven, pero también verse "más linda", desde un punto de vista más competitivo con las otras mujeres, tanto amigas, compañeras de club, trabajo.

Aumento mamario, en punta

En el segmento de intervenciones estéticas quirúrgicas, la búsqueda de implantes para el aumento mamario continúa desde 1997 en la primera posición de la preferencia femenina en los Estados Unidos. Aún así, cuando se suma a la preferencia masculina, la lipoaspiración alcanzó el liderazgo en 2013. Durante dicho período, el número de procedimientos abdominales fue superior a 363.000, 13% más que el de la cirugía de aumento mamario.

En relación al gran número de lipoaspiraciones, el doctor asegura que "los hombres están cada vez más preocupados por la estética corporal, realizan más actividad física y buscan fuerza y definición. Por eso, inclusive la cirugía de reducción mamaria también es normal para ellos. Muchos son usuarios de medicamentos para fortalecer los músculos y terminan provocando el crecimiento de las mamas".

Según el estudio, para las mujeres los senos más grandes siguen siendo una tendencia y "esto se debe a los altos niveles de satisfacción de las pacientes que, en la actualidad, cuentan con marcas como Natrelle®, que además de contar con las aprobaciones regulatorias a nivel mundial como la FDA de los Estados Unidos poseen una amplia gama de opciones. En la elección de un implante debemos tener en cuenta varios factores, no sólo se considera el tamaño y la forma, sino también el relleno y la textura de su superficie", finaliza Banegas.

Nuevo tiempo estético

Asistimos entonces a un "nuevo tiempo de la estética en lo que se refiere a cirugías y tratamientos estéticos. Y la resultante es la búsqueda de rostros y aspectos más naturales.

Concluye Banegas: "La cirugía conservadora es un nuevo paradigma dentro de la concepción de belleza y juventud actual. Recuerdo al renombrado maestro del lifting, el norteamericano doctor Sam Hamra, quien ha dado la vuelta al mundo en los años 90 predicando su técnica personal de lifting facial, tan agresiva y traumática, que aún el propio Hamra confesó que no hace más su propia técnica".

Hoy, la técnica "vedette" actual para realizar un lifting facial es la del doctor Patrick Tonnard, quien bautizó la misma como "MACS Lift", cuyo significado es "Minimal Access, Cranial Suspension". Hemos simplificado las técnicas, para lograr resultados más naturales, menos pretenciosos, a través de incisiones más cortas, todo esto con la misión de "llevar la edad con dignidad", como suelen decir mis pacientes".

Para el doctor Patricio F. Jacovella, Jefe Servicio Cirugía Plástica Hospital de Clínicas y autor del libro titulado "Correccciones faciales estéticas con rellenos inyectables" (Editorial Akadia) es importante recalcar que los procedimientos sean efectuado por médicos especialistas. Y también hay que tener en cuenta el origen de los productos que en Argentina deben contar con certificado de ANMAT, es decir la autoridad local sanitaria de aplicación".

"Los procedimientos poco invasivos no reemplazan a la cirugía estética. Tienen indicaciones diferentes y hasta pueden ser complementarios. Así por ejemplo, un lifting facial puede complementarse con un aumento de labios con inyección de ácido hialurónico y con toxina botulínia", sostiene Jacovella.

Los resultados de la investigación

Fuente ASAPS

Total de procedimientos estéticos en 2013 y crecimiento

  • dir="ltr">

    Más de 11 millones de procedimientos estéticos quirúrgicos y no quirúrgicos;

  • dir="ltr">

    De 2012 a 2013 – crecimiento del 6,5 % del total de procedimientos

Total de procedimientos estéticos no quirúrgicos en 2013 y crecimiento

  • dir="ltr">

    Más de 9,5 millones de procedimientos estéticos no quirúrgicos;

  • dir="ltr">

    Crecimiento del 13 %, en relación con el año anterior.

Total de procedimientos estéticos quirúrgicos en 2013 y crecimiento

  • dir="ltr">

    Más de 1,8 millones de procedimientos estéticos quirúrgicos.

  • dir="ltr">

    Crecimiento del 6,7 %, en relación con el año anterior.

Variaciones entre hombres y mujeres

  • dir="ltr">

    Mujeres – realizaron más de 10 millones de procedimientos, de 1997 a 2013, lo que representa 90,6% del total y con un crecimiento de 471%, en este período. Los cinco procedimientos más realizados: aumento mamario; lipoaspiración; abdominoplastia; elevación de mamas y blefaroplastia (elevación de los párpados).

  • dir="ltr">

    Hombres - Realizaron más de 1 millón de procedimientos, de 1997 a 2013, lo que representa un 9,4% del total y un crecimiento de 237% en este período. Los cinco procedimientos quirúrgicos más realizados: lipoaspiración; blefaroplastia; rinoplastia; reducción de las mamas masculinas; otoplastia (corrección de las orejas).

Variaciones entre las franjas de edad

  • dir="ltr">

    Entre 35 y 50 años (42 % del total) – la lipoaspiración fue el procedimiento más común.

  • dir="ltr">

    Entre 51 y 64 años (30 % del total) – la lipoaspiración fue el procedimiento más común.

  • dir="ltr">

    Entre 19 y 34 anos (18 % del total) – el aumento mamario fue el procedimiento más común.

  • dir="ltr">

    Sobre los 65 años (10 % del total) – el lifting facial fue el procedimiento más común.

  • dir="ltr">

    Por debajo de los 18 años (1 % del total) – la corrección de las orejas fue el procedimiento más común.