162
162

Según datos de una consultora especializada en varias cadenas del sector, en marzo se adquirieron 1.581.000 electrodomésticos, 241.000 menos que un año antes. Además, por cada compra los clientes pagaron en promedio 40% más, debido a las subas de precios y cambios en la oferta. Mientras que la facturación en los negocios creció 28%.

Computadoras, cocinas, lavarropas y planchas fueron algunos de los rubros más afectados en marzo, con caídas de al menos 18% y sólo se salvaron de esta tendencia las tablets y los smartphones.

Sobre las causas, se destacan las subas de precios y la reducción de facilidades de pago ya que luego de la devaluación, los planes de cuotas sin interés que llegaban a 24, quedaron reducidos a 6 aunque luego volvieron los de 12 para los fines de semana.

También que el Gobierno permitió la compra de dólares, por lo que muchos consumidores pasaron a ahorrar en esa moneda en vez de comprar bienes durables como los electrodomésticos.

Especialistas señalan que habría que remontarse a 2011 y el comienzo del bloqueo de las importaciones para que el sector encuentre una situación similar a la que se vive en estos días.

El Mundial no cambia la tendencia

La compra de pantallas previa al Campeonato Mundial de Brasil 2014 también quedó afectada y en febrero la gente compró 17,9% menos televisores planos que en el mismo mes de 2013. Y en marzo las ventas, aunque despertaron, sólo igualaron a las del año anterior. Recién en abril se habría dado el despegue, según informa el diario Clarín.

Pese a este panorama, en abril las compras habrían comenzado a reactivarse, y eso podría continuar a medida que se vayan haciendo efectivas las esperadas mejoras salariales. Pero aclaran que siempre y cuando el dólar se quede donde está, los precios se mantengan y continúen las 12 cuotas sin interés.