Unas 100 personas entre vecinos y familiares de un chico asesinado atacaron a golpes de puño y patadas a un joven en venganza por lo ocurrido, además de retenerlo durante más de tres horas e impedir su atención médica, tras lo cual fue internado en grave estado, según lo confirmó hoy la policía de Misiones. El ataque ocurrió la noche del sábado.

Cristian Omar Mendoza, de 18 años, fue asesinado de dos balazos por la espalda en las primeras horas del sábado, supuestamente por una patota integrada por más de 10 personas, en la localidad de Garupá, contiguo a Posadas.


     

Fuentes de la policía confirmaron que la noche de ese sábado, un grupo de familiares, amigos y vecinos de Mendoza realizaron una marcha exigiendo justicia, además de solicitar la entrega del cuerpo para su inhumación.


En un momento de la noche, pasó por el lugar un joven de 21 años, que fue reconocido como hermano de uno de los cinco detenidos por el hecho –todos menores de edad– y fue rodeado por un grupo de al menos un centenar de vecinos. Tras increparlo, de inmediato comenzaron a los golpes, con puños y patadas que le ocasionaron graves heridas.


Territorio Digital
Territorio Digital

"Unas personas lo vieron y le dijeron '¿y vos qué haces acá si sos amigo de ellos?', y él se empezó a reír y a burlarse. Los que lo golpearon fueron otros vecinos, nosotros intentamos atajarlos, pero eran demasiados. Lo que pasa es que los vecinos están cansados de esta gente que entra a robar", relató indignado el padre de Cristian.


No conformes con la feroz golpiza que le propinaron, el grupo de personas retuvo al joven malherido al menos por tres horas más, para exigir que la policía y las autoridades judiciales aceleraran el trámite de la autopsia del cuerpo de Mendoza.


Un importante grupo de policías intentó que las enardecidas personas depusieran su actitud, pero recién lo logró alrededor de la 1:30 del domingo, cuando se dio por terminado el trabajo de los forenses y el cadáver fue entregado a los familiares para la inhumación.


 Territorio Digital 162
Territorio Digital 162

Recién en ese momento, el joven herido fue liberado, al igual que sus acompañantes, una mujer y un bebé, y fue trasladado al Hospital Escuela de Agudos de Posadas, adonde ingresó en grave estado, según confirmaron los médicos que lo asistieron.



"Los conceptos garantistas a veces no ayudan a la paz social"

Jorge Franco, el ministro de Gobierno de Misiones, aseguró en declaraciones a Radio República que hechos como los de Garupá son "síntomas de un hartazgo de la sociedad". "Acompañamos a la familia de Cristian en el dolor de la pérdida. Pero es entendible que la sociedad esté harta de que los delincuentes entren y salgan por la puerta giratoria", declaró.


Según su interpretación, "los conceptos garantistas a veces no ayudan a la paz social", ya que considera que de esa forma hay delincuentes libres. "No quiero un delincuente libre, tampoco un inocente preso", cerró.