Deportesdomingo 23 de marzo 2014

Brutal pelea en las gradas del clásico mexicano entre Chivas y Atlas

La tensión invadió el clásico de Tapatío y en las tribunas del Estadio Jalisco, con el 1-1 en el marcador, los hinchas rojiblancos batallaron contra la Policía

Crédito:

De nada sirvió la propaganda pacifista del Clásico Tapatío que en la previa protagonizaron los jugadores y entrenadores, porque en el Estadio Jalisco hubo violencia desmedida en la gradas.

En los últimos minutos del partido los seguidores rojiblancos se enfrentaron con la policía en la cabecera sur. Mientras Chivas de Guadalajará y Atlas igualaban en un intenso 1-1, las tribunas se hundían en la tensión entre fanáticos y oficiales de seguridad.

En las imágenes se ve como los aficionados del Rebaño Sagrado atacaron policías locales, y la televisión mostró como cuatro hinchas abatieron a golpes a un policía ya terminado el encuentro.

Según el diario Récord, la riña duró poco más de 15 minutos. En la batalla desatada, los policías municipales se vieron superados ante la gran cantidad de barristas y sólo se veía como volaron cascos de los policías, macanas, los mismos policías por las escaleras.

Tras la bronca en las gradas, dos policías fueron llevados de urgencia al Centro Médico y se reportó que existen ocho detenidos por el enfrentamiento.

      atlas guadalajara 1170

Atlas y Chivas igualaron 1-1, pero la violencia empañó al clásico de Tapatío

Con el juego concluido hubo un intento de detener el pleito. El mediocampista de Chivas, Jorge Enríquez, se acercó a la barra del equipo para pedir tranquilidad e incluso regaló su camiseta a uno de los seguidores.

Las peleas en las gradas fueron la culminación de una jornada violenta en coloso jalicense, ya que a falta de 10 minutos para que el encuentro terminara, los mismos aficionados del Guadalajara tiraron bengalas al terreno de juego.

También hubo problemas en los accesos pese al operativo y una especie de "portazo" previo al inicio del clásico tapatío terminó con varios heridos dentro del público que buscaba ingresar al estadio. Nuevamente fueron los aficionados rojiblancos los que se desesperaron por querer entrar lo antes posible al estadio y generaron problemas.

Si bien estos hinchas llevaban boleto en mano, la ansiedad y la falta de cordura provocaron un gran desorden con gente sofocada y lastimada.

"Lo comentamos con la gente en la semana, era lo que no tenía que pasar, desgraciadamente, tiene que aprender la afición a no rebasar ese límite, el partido se estaba llevando de una mejor manera dentro de la cancha, les dijimos que nosotros íbamos a tener una batalla y no tenía por qué haber terminado así", dijo Patricio Araujo, quien fue el embajador Chivas en la campaña de un clásico sin violencia, a ESPN.

Por su parte, el arquero, José Antonio Rodríguez dijo que "hay que recordar que esto es un deporte, es una magia, es un arte, el futbol es algo bellísimo y hay que dejar la violencia a un lado y disfrutarlo, para eso es el futbol".

Comentarios