Taringa!
Taringa!

Taringa! dio otro paso hacia el fin de la demanda iniciada en 2009 por editoriales: Isaac Rubinzal, director de Rubinzal y Asociados, no continuará con la causa iniciada contra la plataforma social.


La decisión de Rubinzal se suma a la tomada en noviembre de 2013 por otros tres querellantes: Edgardo Donna, Mosset Iturraspe y Francisco Ferrer. De manera que solo una editorial, Magenta, persiste por ahora como la única dispuesta a seguir adelante con la causa.


"Es una demanda penal, por lo que la causa se encuentra en la etapa de presentación de pruebas. Continúa en manos de la fiscalía del Tribunal Oral N°26 a la espera de la fijación de fecha para una audiencia oral", informaron desde Taringa!.


"Gracias al diálogo establecido entre las partes, durante los últimos meses desistieron los principales querellantes de esta causa que, de seguir adelante, se convertiría en el primer juicio penal donde se debatirá en la Argentina cuál es la responsabilidad de los intermediarios de internet así como el futuro de la propiedad intelectual en la web", remarcaron desde Taringa!


La demanda fue iniciada en 2009 por editoriales jurídicas como Astrea, La Ley, Rubinzal y Asociados y Ediciones de la Flor SRL entre otras, por una supuesta infracción a la Ley de Propiedad Intelectual 11.723 (que data de 1933), por obras jurídicas compartidas por usuarios en Taringa!


Desde ese momento, Taringa! inició un proceso de reconversión que derivó en "un canal fluido de comunicación (con editoriales y demás sectores) para que puedan realizarse las denuncias cuando se considere que algún contenido pueda estar infringiendo derechos de propiedad intelectual".


A las pocas semanas, Taringa! y la Cámara Argentina del Libro alcanzaron un acuerdo que establece mecanismos para proteger los derechos de propiedad intelectual de autores y editores de libros.


Taringa! se comprometió a implementar un servicio conjunto que permita dar de baja enlaces que posibiliten el acceso a archivos subidos y almacenados en plataformas de terceras personas que puedan contener obras en infracción a la ley de propiedad intelectual.


"Celebramos estos desistimientos como resultados del diálogo y un cambio profundo de la mirada de las industrias más tradicionales y la sociedad en general sobre internet. Seguimos colaborando con la Justicia. Nuestra misión es que esta causa finalice dejando un precedente positivo para la industria de internet en la Argentina, ya sea en una audiencia pública o a través del diálogo establecido con diferentes representantes de las industrias más tradicionales", sentenciaron los administradores de Taringa!


La empresa cumplirá 10 años en abril y cuenta con sus oficinas centrales en la ciudad de Buenos Aires, donde trabaja un equipo de 33 profesionales para el área de Desarrollo y Tecnología, Administración, Marketing y Comunicación.


Tiene planificado aumentar 50% su plantel de trabajadores durante 2014: incorporarán 14 en la Argentina y 3 en México.