minci.gob.ve 163
minci.gob.ve 163
 minci.gob.ve 163
minci.gob.ve 163
 minci.gob.ve 163
minci.gob.ve 163
 minci.gob.ve 163
minci.gob.ve 163
 @DrodriguezMinci 163
@DrodriguezMinci 163

El mandatario Nicolás Maduro había anunciado este martes en Twitter que tenía una "sorpresa" para los venezolanos y les pedía que sintonizaran las radios bolivarianas. Finalmente, a las 19, hora local, el presidente dio inicio a su propio programa radiofónico, En contacto con Maduro, que también se emitirá por televisión desde el palacio de Miraflores.

     

Según dijo, servirá para estar en comunicación con el "pueblo" y estará articulado con las redes sociales. En esta primera emisión, participaron los periodistas Desiré Santos Amaral y Roberto Malaver. El nombre del programa se convirtió rápidamente en tendencia en Twitter con la etiqueta #EnContactoConMaduro.

Maduro ya había incursionado en televisión el año pasado, antes de ser elegido mandatario, con Diálogo Bolivariano, programa que reemplazó el Aló presidente que conducía el fallecido Hugo Chávez.

Hay otros mandatarios de la región que tienen su propia participación en medios de comunicación oficiales. Todos los lunes, la brasileña Dilma Rousseff sale al aire con Café con la presidente. El uruguayo José Mujica tiene su audición semanal en Radio Uruguay. Rafael Correa, de Ecuador, también tiene su emisión en radio y televisión.

     

El programa

"Estamos empezando un ciclo de comunicación con nuestro pueblo a otro nivel combinando todas las formas de comunicación", indicó Maduro desde un estudio montado en la sala de prensa del Palacio presidencial de Miraflores.

Con los auriculares puestos y micrófonos de radio, Maduro señaló que se trata de un programa para estar "en contacto entre todos, en contacto para hacer patria, para hacer vida, para procesar propuestas, ideas, quejas, críticas, buenas noticias, noticias regulares".

"Estamos iniciando el ciclo de una nueva forma de comunicación donde vamos a combinar la radio con las denominadas redes sociales", señaló. El mandatario aseguró que el programa se hará siempre por radio y a veces en simultáneo por televisión, todos los martes a las 19 horas venezolanas (23.30 GMT), o "cuando sea necesario". Además, se podrá ver también a través de Facebook en facebook.com/nicolasmaduro y en Twitter.

     Maduro: el programa saldrá todos los martes a las 19 o "cuando sea necesario"

Maduro trata así de emular de nuevo a Chávez, que inauguró una forma de hacer política con transmisiones continuas de televisión de sus actividades y el conocido Aló Presidente, un programa dominical que desde 1999 mantuvo al gobernante 1.656 horas en el aire, el equivalente a 69 días ininterrumpidos.

"Le diremos la forma de comunicación para que usted haga sus reclamos, propuestas, para que participe y después abriremos los micrófonos para sus llamadas", señaló el presidente dirigiéndose al público de la red de radios y medios públicos del Estado conectados para la ocasión.

El presidente venezolano también puso música en el programa del cantautor panameño Rubén Blades, a quien, dijo este martes, envió una carta privada "muy amorosa" para insistirle en que su Gobierno representa a Pablo Pueblo, en alusión al tema del prolífico artista.

El último Aló Presidente tuvo lugar el 29 de enero de 2012, semanas antes de que el presidente venezolano se operara de nuevo de un cáncer que finalmente acabó con su vida hace un año tras más de 20 meses de lucha contra la enfermedad.

Los temas abordados

En el programa, el presidente de Venezuela arremetió nuevamente contra la prensa venezolana opositora, a la que acusó de ser de la "llana oligarquía", y de mentir todos los días sobre la realidad del país.

Luego dedicó un gran espacio a rememorar sus primeras impresiones sobre Chávez, al momento de conocerlo y luego como compañeros políticos: "Éramos chavistas antes de que apareciera Chávez", dijo en referencia a la ideología que según el mandatario se estaba gestando en el país antes de que apareciera su referente.

"El comandante surge como un milagro", aseguró. "Yo estaba trabajando en el metrobús. Ahí trabajé bastante. Supe en agosto del año 1991 de la existencia de ese movimiento".

El presidente aseguró que se impacto al verlo durante el 4 de febrero de 1992, al que consideró un día histórico del país: "Solamente verlo era una cosa impactante. No estoy exagerando ni idolatrando", aseguró.  "Yo creo que desde ese segundo, sin preguntar más nada, dentro de mí, me conecté con Chávez. Y no lo abandoné un segundo hasta el 5 de marzo. Fue incondicional el amor y la fe a su palabra".

 minci.gob.ve 163
minci.gob.ve 163

Contó que en esa época, una vez que se conocieron, se solían reunir en el subte, y esperaban que las puertas se estén cerrando para salir rápidamente y "dejar atrás a todos los policías que los estaban persiguiendo" y después iban a un lugar tranquilo para conversar.

En referencia a la oposición, aseguró que "nunca podrán entender por qué la revolución, de una u otra forma siempre gana". "La derecha nunca va a poder entender a la revolución", agregó.

"Son estúpidos", dijo encolerizado al afirmar que la oposición distorsiona la naturaleza de la "tarjeta electrónica", sobre la cual se esperan anuncios en los próximos días, aseguró.  "Maduro quiere imponer tarjeta de racionamiento. Son estúpidos. Si es por la burguesía, aquí debería haber una hambruna".

"Si nos quieren seguir poniendo los retos, bienvenidos los retos. Porque eso nos permite seguir perfeccionándonos", finalizó en referencia a los grupos políticos opositores.

El mandatario también leyó mensajes oficialistas que le iban llegando por Twitter, que incluyeron mensajes de apoyo para Maduro y críticas a la oposición y las marchas.

Preguntas

Al finalizar el programa, se abrió un espacio para las preguntas de periodistas en el lugar.

En una de las primeras respuestas, el mandatario bajó el tono con respecto a Colombia: "Le envío un saludo al presidente Santos". "Colombia y Venezuela tenemos que marchar siempre juntos", aseguró.

 minci.gob.ve 163
minci.gob.ve 163

Luego fue cuestionado por una periodista, al afirmar que no veía el por qué de otro programa, cuando él habitualmente hablaba por horas en cadena nacional prácticamente todos los días. El mandatario respondió que "es por su carácter interactivo", ya que puede haber personas que están en otras partes del mundo.

En referencia al clima de tensión que se vive en el país desde hace un mes, Maduro dijo que "Las marchas de la derecha no entran a Caracas. No lo voy a dejar entrar. No voy a permitir que lo que pasa en Chacao se traslade al centro, que está en paz. Acá hay que pedir permiso para marchar".

"Mientras la MUD (Mesa de la Unidad Democrática) no se siente, no entran a Caracas. Y que me llamen como me quieran llamar. No me importa. La otra vez que los 'Chuckys fascistas' entraron a Caracas destruyeron todo", agregó.

En todo momento el presidente se burló de los miembros de la oposición y a los manifestantes al referirse a ellos como "los Chuckys", porque "me recuerdan al personaje de la película".

"Para mañana está autorizada una sola marcha en Caracas. Sé que vienen con un plan violento. Cuando la oposición se siente y cesen las guarimbas fascistas, y se comprometan por escrito para marchar, podrán hacerlo", aseguró.

El mandatario atacó duramente a Ramón Muchacho, el Alcalde del Municipio de Chacao, al que acusó de estar detrás de las protestas y la quema de Metrobús, lo que "ha obligado a cancelar al servicio". "Quien está quemando Chacao es Ramón Muchacho. No tiene carácter, para no decir otras cosas, que tampoco las tiene. Chacao se equivocó eligiendo a este cobarde. Y después se hace el loco", aseguró.

     

En el mismo momento, el Muchacho se descargó a través de Twitter y le pidió al presidente que "madurara", en claro juego de palabra con su nombre.

Finalmente, el mandatario argumentó que la oposición tiene como modus operandi "utilizar a las personas y luego descartarlas". "¿Quién recuerda al otro preso que tenemos aquí? ¿Al Chucky mayor? Nadie lo recuerda. Así es la derecha", dijo en clara referencia al detenido político Leopoldo López, líder del partido Voluntad Popular.

     

Refiriéndose a temas internacionales, aseguró que es "bienvenida la comisión de la UNASUR", la cual "vienen a acompañar y apoyar" todas las iniciativas del gobierno, como las Conferencias Nacionales de Paz. Además, dijo que serviría para que constaten la negativa de la oposición a conversar.

Maduro aseguró que prefirió no ir a Chile para la toma de posesión de Bachelet, porque sabía que iba a haber uno de los "momios de los partidos de la derecha pinochetista para agredirlo" y él le iba a contestar. "Fue una decisión basada en la sensatez. Yo le deseo a la presidenta chilena toda la suerte del mundo", agregó.

Al finalizar el programa, recomendó dos revistas que se van a publicar en un formato multimedia por Facebook, que "explican lo que está pasando en el país" y van a estar traducida a todos los idiomas: "Venezuela se respeta" y "Aló Presidente". "Deberíamos sacarlas por miles y ponerlas en todos los puestos de diarios del país", aseguró.