Sergio Massa sumó hoy un elemento más a su campaña contra la reforma del Código Penal. El líder del Frente Renovador habilitó la juntada de firmas en la web www.noalnuevocodigopenal.org contra el anteproyecto elaborado por el juez Eugenio Raúl Zaffaroni y una comisión de expertos de distintos sectores de la oposición.

La página cuenta con una veintena de puntos que advierten sobre lo que acarrearía el nuevo código y cuáles serían sus consecuencias. Y es a partir de ese análisis que busca reunir el apoyo de unas cinco millones de personas.

Señala entre otras cosas que el proyecto buscaría "reducir las penas de 20 de los delitos más graves del código penal", por lo que "muchos se transformarían en excarcelables"; y avisa que con el cambio "se reducirían las penas de 20 de los delitos más graves del código penal, y muchos se transformarían en excarcelables".

"Vamos a juntar cinco millones de firmas para impedir la reforma del Código Penal que beneficia a los delincuentes", indicó el líder del Frente Renovador. "El objetivo nuestro es que no manden el proyecto, tenemos que generar conciencia para que no llegue al Congreso".

Desde el oficialismo y buena parte de la oposición, Sergio Massa fue duramente criticado por su "oportunismo político". Para los juristas representantes de diversos sectores que trabajaron en el anteproyecto, el intendente de Tigre se apoya en "falacias" para criticarlo, debido a que "no lo conoce".

"La discusión que plantea Massa es extemporánea y más bien orientada a obtener un rédito político atemorizando a la población", sentenció León Arslanian, ex camarista del Juicio a las Juntas Militares y uno de los miembros de la comisión redactora independiente que elevó la propuesta de modificación del Código Penal.

"La convocatoria a una consulta popular carece de asidero porque la Constitución no prevé ese recurso para prohibir o impedir la sanción de un proyecto de ley, sino por el contrario, para impulsarlo", remarcó Arslanian.

El ex diputado de la UCR y también constitucionalista, Ricardo Gil Lavedra, calificó de "mamarracho" la consulta popular a la que convocó Massa. "Mi percepción es que en estas condiciones es imposible hacer un debate en serio. La reforma es necesaria pero en estas condiciones, no", consideró el integrante de la comisión que, junto con Arslanian, María Elena Barbagelata (PS) y el diputado Pinedo (PRO) y bajo la coordinación del ministro de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni, llevó adelante el anteproyecto.


"Sigan atacando al cartero, que la noticia ya está en la gente". "Lo único que les ruego a todos los que me critican, (es) que le expliquen a la gente por qué bajan las penas", insistió Massa.


En ese sentido, el diputado nacional aseguró que en la comisión que elaboró el proyecto, que también integran legisladores de la oposición, hay "mucho de teoría entre cuatro paredes", y desafió a que "salgan a la calle y escuchen el reclamo de la gente".