Reuters 163
Reuters 163
 Reuters 163
Reuters 163

Egipto sigue inmerso en una profunda crisis social y política. Este lunes el primer ministro egipcio, Hazem el Beblawi confirmó que su Gabinete, respaldado por el Ejército, renunció a su cargo.

"Hoy el Gabinete tomó la decisión de ofrecer su renuncia al presidente de la República [Adly Mansur]", confirmó el primer ministro, sin dar una clara razón por la decisión, según consigan Al Jazeera.

Beblawi había sido asignado en el cargo después de la caída del ex presidente Mohamed Mursi.

Según consigna Al Ahram en su sitio web, la decisión fue tomada luego de una reunión de 15 minutos.

El jefe del Ejército, Abdel Fattah Al Sisi, que se prevé que se postule a las elecciones presidenciales-, era parte del Gabinete, en el que participaba como ministro de Defensa. "Esto fue realizado como un paso necesario con miras al anuncio de Al Sisi sobre su candidatura", confió un oficial egipcio a Reuters.

El gobierno de Hazem el Beblawi juramentó el cargo el 16 de julio, menos de dos semanas después de que el ejército depusiera al presidente islamista Mohamed Mursi, quien ocupó el cargo durante un año.

La sorpresiva renuncia del gobierno, anunciada por el propio primer ministro el lunes durante una entrevista transmitida en vivo por televisión, se producen en medio de una serie de huelgas, entre ellas, las de trabajadores del servicio de transporte público y los recolectores de basura. Una aguda escasez de gas doméstico también ha sido motivo de noticia en los días pasados.

No quedó claro inmediatamente quién remplazaría al primer ministro saliente, quien a menudo ha sido ridiculizado por los medios por lo que se percibe como inseguridad e incapacidad de presentar medidas efectivas para aliviar los problemas económicos del país.

También se la he criticado por la incapacidad de las fuerzas de seguridad para prevenir actos terroristas de gran impacto de los que se ha acusado a milicianos cercanos a Mursi y su grupo Hermandad Musulmana.