alvarouribesenador.com
alvarouribesenador.com

El ex presidente colombiano Álvaro Uribe anunció este sábado que impulsará una campaña para que un millón de personas expresen su "solidaridad con el pueblo venezolano" por la "dictadura sanguinaria" que los gobierna.

Uribe, que gobernó de 2002 a 2010 y actualmente busca un escaño en el Senado en las elecciones parlamentarias del próximo mes, respondió así a las palabras del presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien lo acusó este sábado de estar detrás de las protestas registradas durante los últimos días en Venezuela.

En una concentración convocada por el oficialismo contra el "fascismo", Maduro dijo que los recientes hechos de violencia en Caracas fueron provocados por los grupos de oposición que  buscan derrocarlo y "llenar el país de violencia".

Dijo que Uribe, a quien calificó de "enemigo de Venezuela", está detrás de los grupos "financiando y dirigiendo estos movimientos".

     

Entrevista del canal NTN24 al ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez en donde anuncia la campaña

Uribe respondió en medio de una gira política por Barranquilla que se encargará de que un millón de colombianos firmen un mensaje de "solidaridad" para los venezolanos "maltratados por la dictadura Castro-Chavista que prolonga Maduro".

Asimismo, el ex mandatario afirmó que "en este momento hay un pisoteo y una dictadura sanguinaria (en Venezuela)".

     

Posteriormente, escribió en Twitter que la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) asesinaron este sábado a dos policías en el suroeste del país, mientras que la "dictadura de Maduro asesina los restos de libertad en Venezuela".

Poco antes había escrito en la misma red social que el gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, "por temor a las FARC, se vuelve cómplice de la dictadura sanguinaria de Venezuela".

Uribe se refirió así a un comunicado divulgado el viernes por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia que lamenta los hechos de violencia y "hace un llamado al diálogo abierto y respetuoso, manteniendo como norma la protección de los derechos fundamentales de los ciudadanos y las libertades democráticas" en el vecino país.