El anuncio de la postergación del arranque de las clases fue formulado en el marco de la primera reunión de paritarias, en las que se discutieron condiciones laborales pero no hubo definiciones en torno a la requisitoria salarial de los gremios docentes. El gobierno porteño "no respondió y dijo que había que esperar para saber cuáles eran los fondos que la Nación giraría a las provincias", dijo el secretario general de Ademys, Jorge Adaro.

Por su parte, el secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López, anunció que hoy a las 17 se realizará una movilización a la puerta del ministerio de Educación porteño: "Los docentes, padres, estudiantes y todos los vecinos que queremos la escuela pública vamos a manifestarnos para exigir que dejen de cerrar cursos, que todos los chicos puedan estudiar y que no armen aulas en contenedores o en pasillos".

El gobierno porteño decidió construir "aulas durlock" para solucionar el problema de la falta de vacantes, iniciativa que ya ha generado críticas de padres y alumnos.

Negociaciones por los salarios

En medio de la falta de definiciones sobre la pauta que marcará el Gobierno, los gremios docentes con representación nacional adelantaron el martes que buscarán lograr un "acuerdo corto", es decir, un aumento que sea actualizado a lo largo del año según el ritmo de la inflación. El pedido choca con la posición que definió la presidente Cristina Kirchner ante la CGT oficialista: debe haber una paritaria anual.

Atento a un contexto que promete generar conflicto, el gobierno porteño resolvió comenzar ayer las negociaciones con el sector. El ministro Esteban Bullrich se reunió por la tarde con los 17 gremios que operan en la Ciudad en la sede de esa cartera.

Como se creía en un principio, el tema salarial no estuvo contemplado. Los sindicatos expresaron esperar la pauta nacional que se utiliza como referencia. Estaba claro que este punto sería objeto de disputa, ya que el tope del 25% de suba que acordaron 15 administraciones provinciales para estatales y docentes ya fue rechazado por los representantes de los trabajadores.

El ministro Bullrich también consensuó junto a los gremios presentes la creación de 500 nuevos cargos docentes. Esta medida responde al crecimiento por tercer año consecutivo de la matrícula estatal, destacó un comunicado de la cartera.