AFP
AFP
 AFP 162
AFP 162

El retiro de Flappy Bird de las tiendas de aplicaciones dejó a muchos usuarios sorprendidos. El juego del pajarito que debe ir desplazándose entre tubos verdes se había convertido rápidamente en un éxito en las tiendas de aplicaciones y llevaba más de 50 millones de descargas pocos días antes de su eliminación.

Durante el fin de semana pasado, su creador, el vietnamita Dong Nguyen, de 29 años, anunció por Twitter que eliminaría la aplicación de Google Play y la App Store. Flappy Bird le reportaba u$s50.000 en ingresos por publicidad, según había revelado el desarrollador en diálogo con la web The Verge la semana pasada.

El retiro del juego el domingo último generó un frenesí tal entre los usuarios que muchos vendedores en el sitio de subastas eBay vendían distintos modelos de teléfonos con el plus añadido de tener el juego precargado a precios increíbles, que llegaron a rozar en algunos casos los u$s100.000.

En diálogo con el diario The Wall Street Journal, Nguyen se refirió a los motivos que lo llevaron a retirar el juego: "Era simplemente muy adictivo", y explicó que, muy por el contrario, su intención inicial era "crear un juego que las personas pudieran disfrutar por diez minutos", en un contexto de relajo, y no dedicarle horas tratando de alcanzar un puntaje superior.

"Ese fue el punto negativo central. Entonces decidí retirarlo", ahondó.  Por Twitter, algunos usuarios inclusive llegaron a calificar a Nguyen de "Satanás" por haber eliminado el juego.  Unos 3 días le tomó desarrollar Flappy Bird, que se publicó en las tiendas de aplicaciones en mayo de 2013 y que recién en los últimos meses alcanzó un éxito explosivo. Con imágenes pixeladas y estilo algo retro, el juego "es puro". "Se trata solo del juego, no de la ornamentación ni la decoración", explicó.

 AFP 162
AFP 162

El creador del título es desarrollador de software para una empresa y en su tiempo libre se dedica a crear juegos para dispositivos móviles. Vive en Hanoi, Vietnam, con sus padres, pero con el éxito de Flappy Bird le cuesta caminar por el barrio sin ser molestado.

Nguyen se convirtió en los últimos días en una especie de celebridad e inclusive mantuvo una entrevista con el viceprimer ministro vietnamita, Vu Duc Dam.

"Es extremadamente incómodo", se explayó, al tiempo que añadió que espera que, tras el retiro de la aplicación, su vida vuelva rápidamente a la normalidad.

En este sentido, confesó al diario norteamericano que en este momento se desconectó totalmente de internet y se tomó vacaciones de su trabajo, al que no sabe si regresará.

Si bien Nguyen reniega del éxito que consiguió Flappy Bird, tiene otros juegos exitosos en las tiendas de aplicaciones como Super Ball Juggling y Shuriken Block, a los cuales describió como "inofensivos" en diálogo con Forbes. Sin embargo, resaltó que si se volvieran adictivos, como Flappy Bird, no dudaría en retirarlos. Además, agregó que en la actualidad está trabajando sobre tres nuevos prototipos de juegos del estilo de Flappy Bird.