El presidente derrocado egipcio Mohamed Mursi volvió a comparecer, este martes, ante un tribunal de El Cairo, donde es juzgado por huir de prisión en 2011 cuando se desarrollaba la revolución que derrocó al dictador Hosni Mubarak.

La televisión nacional mostró imágenes del ex mandatario islámico, vestido con un uniforme blanco, y registró el momento en que estalló en cólera contra un juez. "¿Quién es usted? ¡Dígame! ¿Sabe quién soy yo? ¡El presidente legítimo de este país!", gritó detrás de las rejas.

La audiencia se levantó por la tarde y seguirá el próximo 22 de febrero.

Mursi tiene otros dos juicios pendientes y en una audiencia anterior, el 4 de noviembre, aseguró que se trataba de "juicios políticos" llevados a cabo como una venganza de los autores del "golpe de Estado".

El único presidente elegido democráticamente en la historia de Egipto podría ser condenado a muerte por haber evadido la prisión por complicidad de los grupos terroristas Hamas, Hezbollah y de movimientos jihadistas.

Mursi está siendo juzgado junto a otros 131 miembros de los Hermanos Musulmanes, Hamás y Hezbollah, en su mayoría ausentes en el tribunal.

El 25 de enero de 2011 empezó la revuelta popular contra Mubarak y, en respuesta, el dictador hizo arrestar a los principales líderes de los Hermanos Musulmanes. Sin embargo, tres días después, miles de asaltantes rompieron las paredes de la prisión con bulldozers y los presos escaparon.

 AFP 163
AFP 163

Este lunes, el Ejército avaló la candidatura del general Abdel Fatah al Sisi para las elecciones presidenciales previstas para abril. Desde hace siete meses, el poder militar instaurado por Al Sisi, encargado del golpe de Estado a Mursi y que actualmente ejerce de vice primer ministro y ministro de la Defensa, instauró una represión implacable contra las multitudinarias manifestaciones en respaldo al ex mandatario.

Según Amnistía Internacional, cerca de 1.400 personas murieron en las marchas, en su mayoría islamistas partidarios de Mursi.