Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

La suba de 25 centavos que experimentó el dólar mayorista este miércoles fue, según cálculos de una mesa de dinero, la mayor en 12 años. Cuentan que habría que remontarse a marzo de 2002 para ver un alza tan abrupta en una sola jornada. La devaluación de la moneda contó con el visto bueno del Banco Central, que no tuvo participación en el mercado de cambios abasteciendo de dólares la demanda. Según supo Infobae, hubo momentos de preocupación en varias mesas de dinero de los bancos al ver que se disparaba el dólar y el Central no aparecía.


Las contestaciones que hacían funcionarios del BCRA a las mesas de dinero trajeron cierto alivio, que luego disparó un mar de rumores. Los bancos se comunican vía un chat interno con la mesa de dinero del BCRA, comandada por Juan Basco. Los chats son fluidos durante todo el día que dura la rueda, así que hay una comunicación instantánea por las operaciones de importaciones y exportaciones que hacen los bancos por sus clientes. Según relataron algunas mesas a Infobae, los bancos trataban de averiguar qué estaba pasando con la inacción del Central y la disparada del dólar.


En esos chats, el Central llegó a contestarles a los bancos frases como "Tranquilos, estamos acá" –cuando las entidades preguntaban por la inacción oficial– y "No pasa nada, sabemos lo que hacemos". "En todo momento dieron a entender, dentro de lo poco que dicen, que este movimiento era avalado por ellos, y trataron de llevar calma en el sentido de que sabían lo que estaban haciendo", relató a este medio el jefe de una mesa de dinero.


Se renovaron los rumores de un desdoblamiento cambiario

En los bancos, al tener la respuesta del BCRA, empezaron a delinear sus propias conjeturas. La que más fuerte suena es que el Central se cansó del "gradualismo" de deslizar la moneda e irá por más. No extrañaría que el dólar oficial estuviera en $8 en los próximos días.


Veteranos del sistema financiero tenían otra conjetura: que el Central está acelerando la devaluación para que así se pueda oficializar el desdoblamiento del mercado de cambios. La línea de razonamiento es que, como queda a la vista la imposibilidad oficial de hacer bajar el dólar blue (tampoco tuvieron mucho éxito con el contado con liqui y el dólar bolsa), para hacer la famosa "convergencia" hay que aceitar la devaluación y "desdoblar al precio más alto del oficial".


La seguidilla de rumores se pondrán a prueba en las próximas jornadas. La estrategia de aplicar retoques graduales parecería estar terminando. ¿Seguirán con las tasas de interés que vienen subiendo, o con un mayor retiro de pesos del sistema? "Antes pensábamos que se podía hacer sintonía fina. Ahora parece no alcanzar y los tiempos se van agotando para no estrellarse", comentaban desde un banco extranjero.