AP 162
AP 162
 162
162

Anchorman 2, de Adam McKay, fue la última película de Paramount que se comercializó en copias fílmicas en 35mm.


De esta forma, El lobo de Wall Street, de Martin Scorsese se convirtió en la primera producción íntegramente distribuida en digital en todo el mundo, y ahora parece posible que 2014 sea, al menos en los Estados Unidos, el año en que se produzca el definitivo final de la mayoría de los proyectores de 35 mm.


Así como en principio hubo resistencia de los cineastas más conservadores a la incorporación del registro en video y más tarde el digital, en los últimos tiempos se registraron otros frenos, ya sea de exhibidores que deben enfrentar los costos de nuevo equipamiento, equipos como de cinéfilos amantes del viejo soporte.


Según Los Angeles Times, la decisión podría empujar a otras compañías a hacer lo propio en breve, antes de que finalice el año. "Por 120 años, el film y 35mm fueron el formato elegido para las presentaciones. Ahora estamos viendo el fin de eso. Estoy shockeado por lo que sucede", dijo Jan-Christopher Horak, director de Archivo de Cine y Televisión de la Universidad de California.


20th Century Fox envió una carta a sus socios en 2011 para avisarles que terminarían con la distribución de filmes en 35mm "en un par de años". Disney hizo algo similar con los cines, recordó Los Angeles Times.


Mientras en la Argentina se viene dando en forma sostenida el recambio de la nueva tecnología, en mercados como los de Estados Unidos, Europa y Asia, el fin de las latas con películas y los proyectores convencionales es inminente, y la decisión de Paramount es un claro reflejo de esa nueva etapa por comenzar.


De las 40.000 salas que funcionan en los Estados Unidos, solo 3.000 siguen siendo en 35mm.


El cambio permitirá copias de u$s100 frente a los u$s2.000 de las convencionales.


El material histórico quedará reservado a filmotecas y salas de arte, con material no tan reciente, ya que quienes se dedican a material clásico ya están procesando todas sus colecciones en copias DCP (Digital Cinema Package) para presentarlas en ciclos o en retrospectivas y homenajes de festivales, dijo la agencia de noticias Télam.