Tras su presentación en Punta del Este, David Guetta viajó a Brasil para ofrecer un show frente a miles de personas en Recife. Pero un imprevisto hizo que tuviera que suspender su show por unos 20 minutos.


Mientras sonaba su hit Love Is Gone, la conexión de su pen drive falló y se quedó sin música. Rápido de reflejos, el DJ se subió a la estructura que tenía montada sobre el escenario para animar con gestos a su público que ya comenzaba a abuchearlo.


Lo cierto es que durante 20 minutos la fiesta electrónica se quedó sin música, hasta tanto Guetta pudo resolver su problema al conseguir un nuevo pen drive.


La fiesta luego siguió como si nada hubiese ocurrido y las miles de personas continuaron bailando hasta altas horas de la madrugada.


Si bien lo ocurrido salió publicado en los diarios brasileños, la noticia dio vuelta al mundo gracias a la grabación que un fan subió a YouTube, en la cual se puede ver el inconveniente que tuvo el DJ más exitoso del mundo.