El mal olor alertó a los vecinos de la calle Fray Cayetano Rodríguez al 3300, en la localidad bonaerense de Carapachay, que llamaron al 911. Hasta allí llegaron efectivos de la Policía Bonaerense, que hallaron en la cocina de la casa el cadáver de un hombre de 58 años al lado del "cuerpo momificado" de su madre.

Los uniformados de la comisaría sexta de Carapachay-Vicente López tuvieron que forzar la puerta, porque estaba cerrada con llave. Apelaron a la ayuda de los bomberos y convocaron a familiares de las víctimas para la ocasión.

Fuentes policiales confiaron que en la cocina "encontraron el cadáver de él, sentado y en avanzado estado de descomposición". En la otra silla estaba "el cuerpo momificado de ella, como 'emponchado', cubierto por bolsas de arpillera y plástico, que tenían roturas a la altura de la cara, donde se pudo ver que el cadáver conservaba restos de piel y cabellos".

El hombre fue identificado como Claudio Alferi y su madre, como Margarita Amaz de Alferi, quien de acuerdo al testimonio de los vecinos, habría muerto hace diez años.

Los testigos también contaron que el mal olor comenzó hace unos 20 días, y que no habían visto al dueño de la casa desde hacía tiempo. Además, relataron que el hombre parecía tener problemas psicológicos y que nunca les dijo que su madre había muerto, sino que siempre que le consultaban por ella les manifestaba que estaba "bien" y en su casa.

Aunque se trata de un barrio de clase media, las fuentes policiales señalaron que el fallecido "se dedicaba al 'cirujeo'", por lo que en el interior de la vivienda había "residuos de todo tipo". "Era un hombre ermitaño ", agregaron.

Ninguno de los cuerpos tenía signos de violencia. Se piensa que en algún momento la anciana falleció y Claudio Alferi continuó su vida con su cuerpo en la casa, hasta que murió de forma natural hace unos 30 días.

No obstante, la investigación quedó a cargo de la Unidad Fiscal de Investigaciones del distrito Vicente López Oeste, que ordenó que se periten los cuerpos. El expediente está caratulado como "averiguación de causales de muerte".