162
162
 162
162
 162
162

Quienes invirtieron en una cochera en el ámbito porteño durante 2013 tuvieron una apreciación del bien del orden del 12% en dólares, en promedio. A esto se suma la renta recibida mensualmente por los alquileres. "Por ejemplo, un inversor que compró  en enero de 2013 una cochera a 17.500 dólares en la calle Tacuarí al 600 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, al cerrar el año la vendió a 19.500 dólares", comentó Alberto Súcari, director de la firma Ecocheras.

Esto significa que obtuvo una renta anual por la inversión de casi un 12% en dólares. Y, además de eso, recibió mensualmente un ingreso por el alquiler del espacio, que le sumaron unos $9.000 promedio en el año, descontando los gastos.

Por otra parte, para quienes no tengan el apuro de vender las cocheras que adquirieron en el año, las perspectivas son aún más alentadoras. El parque automotor marcó un patentamiento récord al cierre del 2013 con casi un millón de unidades nuevas. Con esto, la demanda de espacios para estacionar, es cada vez mayor.

Para 2014, si bien no se espera tener el mismo nivel de crecimiento en la industria automotriz, las proyecciones de las compañías marcan una incorporación al mercado de 780.000 nuevos autos.

Se suma también como factor determinante a la demanda de cocheras privadas, la nueva legislación del Gobierno de la Ciudad, a través de la cual disminuye la posibilidad de estacionar de forma gratuita en las calles porteñas. A partir del segundo semestre de 2014 habrá unos 100.000 parquímetros adicionales, donde se tendrá que pagar distintos tipos de tarifas para dejar un vehículo en la calle. Ante el costo de estacionar en la calle, es lógico que la gente busque, a precio similar, un lugar cerrado y seguro para dejar su auto.

Desde principios de 2013, especialistas en finanzas personales recomendaron a ahorristas que, a la hora de proteger su dinero, busquen alternativas de inversión que eviten el "consumismo excesivo" y permitan un manejo eficiente de la plata.

Con ese fin, reconocieron que contar al menos con una porción de ahorros en dólares o concretar inversiones inmobiliarias -sobre todo en cocheras- eran dos alternativas que permitían ganarle a la inflación. Asimismo reconocidos economistas también recomendaron la inversión como nicho de negocios y ganarle a la inflación.

El ex presidente del Banco Central, Martín Redrado, afirmó por el mes de julio que, frente a la inflación, el Gobierno "no da muchas alternativas de inversión" y recomendó comprar cocheras o invertir en ladrillos entre las opciones para resguardar el valor de los ahorros en pesos.

Por su parte, el economista Orlando Ferreres, en una entrevista en el mes de agosto, anunció que "si quisiera invertir unos 15 o 20 mil dólares y que no sea un activo financiero, compraría una cochera. Es una activo real con buen rendimiento".

El horizonte a corto plazo

En este segmento, el desafío para este 2014 que comienza tiene que ver con la oferta. Si bien hay nuevos proyectos en marcha en zonas estratégicas de la Ciudad, es difícil que la oferta pueda acompañar el crecimiento de la demanda. Para alojar, si quisiéramos, a todos y cada uno de los nuevos vehículos en garajes, cocheras privadas o en la calle, se necesitaría un 5% de las manzanas de toda la Capital Federal.

Con todo esto, las proyecciones de inversión en el segmento cocheras, para quienes ya la hicieron o estén pensando en hacerla, son más que alentadoras. Hoy las cocheras se comercializan en pesos, a valores que van desde 200.000 hasta 250.000, en zonas como Palermo, Belgrano, Caballito, Congreso, Almagro y Ramos Mejía.

Los desarrolladores ofrecen la posibilidad de adquirirlas en cuotas, ajustadas por el Índice de Costo de la Construcción. "El mercado de la cocheras no tiene techo, sus valores se han incrementado año a año y la tendencia es que seguirán subiendo por la sencilla razón que la demanda es cada vez mayor", puntualizó Alberto Súcari, referente del mercado, director de la firma Ecocheras.