Políticamiércoles 04 de diciembre 2013

El gobierno cordobés aguarda una respuesta de la policía mientras reclama ayuda de la Nación

José Manuel de la Sota aseguró que realizaron una propuesta superadora a los efectivos que se encuentran acuartelados. De todas formas, sembró un manto de sospechas sobre los saqueos, al denunciar que estuvieron "demasiado coordinados". Reveló que nadie del Gobierno le dio una respuesta en toda la madrugada

Crédito:

Pasadas las 6 de la mañana, el gobernador José Manuel de la Sota informó que en el trascurso de la madrugada se realizó a los policías una oferta superadora para que levanten la protesta que mantiene en jaque a toda la provincia.

Aunque reconoció que la oferta no cumple estrictamente con lo reclamado por los efectivos que se niegan a prestar servicio, advirtió que la propuesta incluye "compensaciones importantes de acuerdo a las tareas que cada uno realiza". "Hemos hecho una propuesta muy buena que supera todos los niveles salariales de las policías provinciales", puntualizó.

De la Sota aseguró que "no toda la policía está acuartelada" y que tampoco habían recibido ningún reclamo previo. "Córdoba dio un 27 por ciento de aumento. Fue la provincia que más aumentó del país", señaló el mandatario. Y recordó que hay "un acuerdo firmado hasta febrero". "No podemos borrar con el codo lo que se firmó con la mano", dijo.

En diálogo telefónico con el canal Todo Noticias, De la Sota adelantó que los policías acuartelados se comprometieron a dar una respuesta alrededor de las 7 de la mañana de este miércoles.

Por otra parte, al ser consultado acerca de las cifras de una noche que incluyó robos, saqueos y ataques a viviendas y distintos locales comerciales en la capital provincial, el gobernador confirmó que hasta el momento hay 56 detenidos y unos 60 heridos leves por balas de goma, cortes con vidrios o algún tipo de golpes. Hasta el momento no hubo que lamentar víctimas fatales.

Al ser consultado respecto a la respuesta del gobierno nacional, De la Sota reconoció que hubo llamados durante toda la noche, pero en ningún momento consiguieron que la administración de Cristina Kirchner ordenara la ayuda de Gendarmería, que tiene el mayor cuartel del país en la localidad cordobesa de Jesús María.

     Hay 56 detenidos y unos 60 heridos

"Ha habido una larga lista de llamados desde las 20 en adelante. Inclusive hasta con la Casa Militar de la Presidencia. El responsable comunicó que al jefe de Gabinete le iban a transmitir nuestra urgencia. Se habló con distintos funcionarios, pero ninguno respondió hasta el momento", reveló.

En ese sentido, el gobernador denunció: "El Gobierno no ha tenido rapidez en contestar nuestro llamado, que no es un llamado porque sí. Realmente ha habido una situación e indefensión grave durante la noche y la madrugada de hoy". "Le he enviado a la Presidente hasta un mensaje de Twitter con todo el respeto reiterándole el pedido para que envíe a Gendarmería", reconoció De la Sota.

Por otra parte, el mandatario reconoció que, llegado el caso de que los acuartelados no acepten la propuesta, empezará a tomar medidas contra quienes llevan adelante la protesta. "Empezaré a aplicar las sanciones del caso, las más graves son las cesantías", puntualizó.

Además, reveló: "La justicia de Córdoba, a través de los fiscales, ha intimado ya por oficio a los policías que se encuentran sin tomar servicio a que retomen sus actividades so pena de distintas sanciones".

A su vez, De la Sota sembró dudas sobre la intencionalidad de los saqueos, al denunciar que "los motochorros actuaron demasiado coordinadamente, de una manera que es harto sospechosa". "Han ocurrido cosas muy extrañas. Estoy acá con el intendente de La Calera. Allá aparecieron tipos encapuchados que destrozaron las vidrieras y no se llevaron nada", ejemplificó.

Por último, el gobernador agradeció "la valentía del pueblo de Córdoba" por haberse defendido de los ataques y, especialmente, a los mandos medios y altos de la policía provincial, que "están patrullando la ciudad en sus propios autos" para intentar contener la situación.

      Jose Manuel De La Sota
Declaraciones del gobernador De la Sota pasadas las 6 de la mañana


Las negociaciones durante la madrugada

En la madrugada de hoy, el mandatario cordobés había asegurado que  no existía "ninguna posibilidad de aumento salarial para los policías", que se mantienen acuartelados en reclamo de un aumento, situación que provocó saqueos y robos generalizados en la capital cordobesa.

Apenas arribó a la provincia, procedente de Colombia, De la Sota había explicado que recién a comienzos de 2014 se retomarían las negociaciones salariales, según lo establecido por las paritarias de la provincia. "Las negociaciones se reabrirán en enero. Hay que respetar los plazos establecidos, no podemos romper un acuerdo firmado en desmedro de otros trabajadores públicos", había asegurado, en declaraciones al Canal 8, de Córdoba.

El gobernador se mostró a favor de los "reclamos salariales" pero cuestionó con dureza la medida de fuerza y responsabilizó a los efectivos por los saqueos. "Hay algunos que trabajan de policías y otros que son policías", dijo y se explayó: " El que es policía no deja de cumplir su obligación y hace oír sus reclamos dentro de lo que son los carriles institucionales, mientras el que trabaja de policía deja de cumplir su obligación cuando hay un reclamo salarial".

"Está muy bien que la gente exija una remuneración correcta, lo que no se puede hacer es interrumpir los servicios básicos, como la salud, la educación, la seguridad porque el perjudicado es el pueblo que paga con los impuestos", afirmó.

Y a la hora de analizar los motivos de la protesta, acusó a Nación de no poder contener el acelerado encarecimiento del costo de vida. "Todos estos reclamos provienen de una inflación descontrolada que el gobierno nacional no supo ponerle fin", opinó y añadió: "Pero nosotros tenemos que hacer una relación entre los ingresos del Estado (cordobés) y lo que podemos pagar".

     De la Sota: "Los saqueos estuvieron demasiado coordinados"

En ese sentido, explicó que la oferta que le plantearon a los policías, quienes anoche la rechazaron, consiste en un 52 por ciento de aumento del pago de los adicionales, que hará elevar el salario básico a los 6 mil pesos.

De la Sota adelantó que la Justicia intimó a los efectivos que se encuentran en los precintos. "No han salido a trabajar, ha llegado un oficio judicial intimándolos y la Justicia verá qué hace", dijo.

"Aquí no hay un problema de explosión social por una situación incontenible sino que son  bandas de delincuentes", expresó. Al respecto, contó que convocó a una reunión, desde las 11, "con intendentes, obreros y sectores empresariales del grupo de los seis".

En ese marco, aseguró que no tiene "ningún problema" en recibir y escuchar a los policías "de inmediato" pero puso como condición que haya "una representación unificada de los que están haciendo los reclamos".

A las 4 de la madrugada, el gobernador renovó su pedido de ayuda a Nación. Por Twitter, volvió a manifestar su malestar y escribió que "desde las 20 hs solicitamos envío Gendarmería por acuartelamiento policial. Saqueos en ciudad de Córdoba amerita urgente respuesta".

Tras ello, mencionó a la presidente Cristina Kirchner en su reclamo: "@CFKArgentina reiteramos pedido urgente envío Gendarmería a Córdoba. Saqueos en la ciudad justifican urgente respuesta".

      Embed
      Embed


Comentá