NA 162
NA 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 162
162

La Legislatura aprobó la modificación del Código de Faltas. La medida fue impulsada por el macrismo pero sumó los votos de la UCR, la Coalición Cívica y otros legisladores independientes. Fue aprobada con 37 votos a favor.

El argumento de esta ley es la inflación y las multas se actualizarán cada seis meses, por lo tanto, en la medida que el precio de la nafta siga subiendo las multas se encarecerán otra vez. A partir de ahora se tomará como parámetro el precio de medio litro de la nafta de mayor octanaje que se venda en las estaciones YPF del Automóvil Club Argentino. Según confirmaron ayer en el Comisión de Justicia de la Legislatura, el litro está $9,70.


Los montos ahora son altos. Manejar sin el cinturón de seguridad o andar en moto sin casco tienen una sanción de 100 UF, con lo cual pasarán de $249 a $485. Hablar por teléfono al conducir también tendrá esos valores, pero la sanción será del doble ($970) si se está enviando mensajes de texto. Por otra parte, tapar una patente para evitar la fotomulta saltará de $498 a $2.425, y la sanción por invadir un carril exclusivo o una bicisenda llegará a $727,5.


Los excesos de velocidad tendrán los castigos más caros. Superar en hasta 20 km/h la máxima en calle o avenida, o en hasta 40 km/h en vías rápidas, tendrá una sanción de $727,5. Si se exceden esos topes, habrá que pagar $1.212. Y si se va a más de 140 km/h el castigo podrá ser de $1940 a $19.400.

En caso de que el infractor sea conductor de taxi, remis, colectivo, micros escolares, y se encuentre prestando servicio, la multa se elevará al doble, por lo cual podría llegar a pagar 40 mil pesos.

La sanción por mal estacionamiento será de $485, pero de $970 si se deja el auto bloqueando una rampa para discapacitados, una parada de colectivos, una ciclovía o en cualquier lugar no permitido en el micro y macrocentro. Por otro lado, la sanción por cruzar un semáforo en rojo podrá ser de entre $1.455 y $7.275.

La carga y descarga de mercaderías en horarios indebidos o fuera de los cajones azules pintados en las calzadas merecerá una sanción de $970, pero con una particularidad que se incluyó en la nueva ley: la sanción también le corresponderá al responsable del comercio al cual se esté abasteciendo.

En tanto, negarse a un control de alcoholemia costará $1.455 de multa, o el doble si se trata del chofer de un micro escolar o de cualquier otro transporte público.

El encarecimiento de las multas podría beneficiar a las arcas porteñas. Es que la Ciudad espera realizar este año un 28% más de infracciones de tránsito, superando las 3.300.000 actas, incluso pese a que la Policía Federal ya casi no se ocupa del tema. Los controles se hacen con el Cuerpo de Tránsito y las fotomultas.

El aumento abarca también a otras faltas. Quien lesione un árbol deberá pagar entre $1.455 y $32.980. Otro de los cambios que impulsó el PRO fue aumentar fuertemente el castigo a los hundimientos de calzada. Si una empresa de servicios públicos rompe una calle para una reparación y luego tapa el pozo de manera defectuosa deberá pagar entre $218.250 y $664.450, según informa el diario Clarín.

También se aumentaron las multas de dos infracciones que, de todas formas, casi nunca se labran aunque afectan seriamente la higiene: sacar la basura fuera de hora podrá costar entre $242,5 y $339,5; mientras que no levantar la caca del perro se irá a entre $72,75 y $485.