163
163
 163
163
 163
163
 163
163

Mientras el chavismo se ocupa en lanzar un programa de medidas para combatir a la "guerra económica", el desabastecimiento ya se extiende a los sectores más diversos. Uno de los más golpeados, y vital para el bienestar de los ciudadanos, es el sector de la salud. Según consigna El Nacional, en Venezuela hay cerca de 300.000 pacientes en lista de espera para poder ser intervenidos quirúrgicamente.

¿Los motivos? La carencia de insumos, la falta de personal médico especializado y las complicaciones de infraestructura que tienen los centros hospitalarios.

El ex ministro de Sanidad, José Félix Oletta, denunció que los casi 300.000 pacientes se encuentran en lista de espera en los 230 hospitales suscriptos al Ministerio de Salud. A su vez, Oletta criticó a la actual titular de ese despacho, Isabel Iturria, quien informó sobre la ejecución de 6.364 intervenciones, de las 8.000 programadas en el Plan de Cirugías Electivas.

Oletta aseguró que los datos proporcionados por Iturria representan el 2,12% de las operaciones requeridas.

De ese modo, especialistas estiman que de haberse realizado la cantidad de intervenciones publicadas por la ministro de Sanidad, se tendrían que haber efectuado 570 procedimientos quirúrgicos, en un lapso de dos meses.

Una de las medidas que lanzó el ministerio para contrarrestar esta problemática fue la creación del Plan de Cirugías Electivas. Sin embargo, el presidente del área de Traumatología del Periférico de Coche, Giovanni Provenza, reconoció que el plan solamente fue habilitado durante cuatro sábados para resolver casos menores.

"El plan es deficiente porque únicamente tenemos cinco quirófanos a la semana y se opera cuando se puede", expresó Virgilio Castillo, cirujano del Hospital Universitario de los Andes. En ese centro, el programa también funcionó apenas por tres semanas.

"Se está dejando por fuera a más de 1.500 pacientes con traumatismos serios", agregó Juan Carlos Noguera, cirujano del Hospital Central de Maracay.

En tanto, el doctor Mar Medina, del Hospital Luis Razetti, en Tucupita, resaltó también la falta de insumos, que agrava aún más la precaria realidad del sistema sanitario venezolano.

"Ni siquiera contamos con los recursos básicos para atender las emergencias", denunció.