Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Tendencias jueves 10 de octubre 2013

Entrenar con el peso del propio cuerpo, el furor del fitness

Valeria Chavez

Por: Valeria Chavez vchavez@infobae.com

Funcional gym es una novedosa manera de ejercitarse, que propone entrenar al cuerpo en forma completa para obtener el mejor resultado en menos tiempo. Un entrenador de la técnica contó a Infobae cuáles son las diferencias con lo hasta ahora conocido

 

jueves 10 de octubre 201318:57
Crédito:

Es casi inevitable: llegan los primeros calores y los rezagados que durante todo el año no hicieron actividad física, recuerdan que deben ponerse en movimiento antes de que el almanaque indique que es tiempo de ponerse el traje de baño.

Para aquellos sedentarios y personas que no les gusta el entrenamiento convencional, un método que hace furor en Europa y los EEUU puede convertirse en una alternativa.

Funcional gym es un entrenamiento que contempla entrenar el cuerpo en forma completa para obtener el mejor resultado posible en menos tiempo con ejercicios y movimientos funcionales. De ahí que cada vez más personas estén cambiando su manera de ponerse bien física y mentalmente.

Esteban Dietz es entrenador físico y coordinador general de funcional gym en la Argentina y definió a Infobae que la técnica es "una novedosa manera de entrenar y ejercitarse" y explicó que el concepto de "funcional" radica en investigaciones recientes mediante tecnología 3D acerca del funcionamiento del cuerpo humano.

"Lo que hasta ahora se conocía de entrenamiento proviene de estudios de cuerpos muertos, en cambio el funcional gym nace de investigaciones del cuerpo vivo y en movimiento, algo muy reciente y revelador", destacó Dietz, quien detalló que el entrenamiento no consiste en una rutina, sino que "se realiza en base al cambio de ejercicios todos los días para que el cuerpo mejore su adaptación y logre resultados más rápido".

En ese sentido, detalló sus diferencias con las técnicas hasta ahora conocidas:

      nueva-manera-entrenar-1170-4.jpg

-Se ejercita sin cargas compresivas (sin máquinas y sin pesas).

-Entrena grandes cadenas musculares, por lo que hay más gasto calórico.

-Se entrena en tres planos de movimiento, cuando la mayoría de las demás propuestas usan uno o dos planos únicamente.

-La coordinación y estabilidad son una parte fundamental de las clases.

-Los movimientos se realizan en forma encadenada usando gran cantidad de musculatura al mismo tiempo.

-Se entrena por aceleración y cambios de ritmo.

-Las pausas de descanso son más cortas que el entrenamiento convencional y la intensidad de los ejercicios mayor, lo que genera cambios más rápidamente.

-Un entrenador dirige las clases y entrenamientos siempre. Nadie entrena solo.

-Al no cargarse peso sobre la columna, se evitan lesiones y dolores articulares.

Consultado sobre cuál es el beneficio de trabajar con el propio peso, Dietz remarcó que "al estar regido por las leyes físicas, mover el cuerpo libremente genera una sensación inigualable de salud y estado físico y nos prepara más eficazmente para los movimientos de todos los días, incluyendo el deporte".

      nueva-manera-entrenar-1170-3.jpg

"Es sorprendente el nivel de estado físico que se adquiere al entrenar el cuerpo con su propio peso. Además que reduce drásticamente el nivel de lesiones", precisó el entrenador, quien enumeró entre los "fuertes" del método su potencialidad para "recuperar lesiones, perder peso, aumentar el metabolismo, generar una salud cardiopulmonar única y ganar masa muscular inteligente y funcional al físico de cada persona".

Y tras subrayar que "se logran grandes resultados estéticos impensados hasta ahora", remarcó que "desde el primer día se experimenta un cambio en el físico y de energía".

Los cambios que más se notan tienen que ver con lo que más buscan las personas: se baja el porcentaje de grasa del cuerpo y se marca la musculatura por el fortalecimiento general y los resultados son visibles desde el primer día de entrenamiento tanto para principiantes, como para aquellos que entrenan convencionalmente.

Hay cambios muy notorios en la postura y fuerza de la zona abdomino-lumbar, lo cual es muy importante para evitar lesiones de la columna vertebral y mayor equilibrio y estabilidad en todo el cuerpo.

"En cuatro a seis semanas se logran cambios muy visibles, además de sentirse con mucha energía", aseguró Dietz, quien destacó que "lo mejor es que funcional gym cambia sus clases todos los días, de esta manera se evoluciona físicamente siempre".

Comentá