Sociedadviernes 05 de julio 2013

Confirmado: Juan Pablo II será santo

Francisco aprobó el segundo milagro atribuido al papa polaco y también el que habilta la canonización de Juan XXIII. Se espera que la ceremonia se realice en diciembre 


El fallecido papa Juan Pablo II será santificado, comunicó el viernes el Vaticano al anunciar que el papa Francisco aprobó un segundo milagro atribuido al pontífice polaco, que lideró la Iglesia Católica Romana desde 1978 a 2005.

El Vaticano afirmó que el papa Juan XXIII, que reinó desde 1958 a 1963 y que convocó al Concilio Vaticano Segundo, también será santificado. No se entregaron de inmediato fechas para las ceremonias de canonización.

El pasado 18 de junio, la comisión teológica de la Congregación para la Causa de los Santos dio su primer visto bueno al segundo milagro atribuido a Juan Pablo II. En principio se especuló sobre una mujer italiana que sufría cáncer y que se curó de manera inexplicable para la ciencia el 1º de mayo de 2011, el mismo día de la beatificación de Wojtyla.

Sin embargo, el Vaticano confirmó que se trata de una mujer de Costa Rica.

El milagro que llevó a la beatificación de Juan Pablo II se realizó en la persona de la monja francesa Marie Simon Pierre, quien se curó de manera inexplicable para la ciencia de la enfermedad de Parkinson que padecía.

En el caso de Juan XXIII, aunque no ha sido constatado un segundo milagro atribuido a su intercesión, el Vaticano dijo que Francisco aprobó la decisión de los cardenales y obispos.

La ceremonia es esperada antes de fin de año. Ha sido mencionada la fecha del 8 de diciembre como una posibilidad, el día de la Inmaculada Concepción, un importante feriado religioso entre los católicos.

      Embed

Juan XXIII -el "papa bueno"- fue sumo pontífice desde 1958 a 1963


Los pasos para ser santo

El camino hacia la santidad tiene varios escalones: el primero es venerable siervo de Dios; el segundo, beato, y el tercero, santo.

Venerable siervo de Dios es el título que se da a una persona muerta a la que se reconoce haber vivido las virtudes de manera heroica.


Para que un venerable sea beatificado es necesario que se haya producido un milagro debido a su intercesión y para que sea canonizado (santo), es necesario un segundo milagro. Ese segundo milagro debe ocurrir después de ser proclamado beato. 

      Embed

Francisco reza ante la tumba de Juan Pablo II

Comentarios