162
162

Con su conjunto ganando el partido en el cuarto período, Adam Goodes salió del campo luego de un despeje y acto seguido señaló a una persona en las tribunas pidiéndole a la seguridad que la retirara.

El jugador de Sydney Swans, que enfrentaba a Collingwood, en la liga de fútbol australiano del país oceánico, se quejó ante los constantes insultos racistas de una joven del público.

La seguridad localizó a la fanática, que estaba junto a su abuela, y le pidió que se retire del estadio, algo que la joven hizo sin muchos reparos. Luego fue denunciada y la policía inició una investigación.

Tras lo sucedido, la fanática se mostró arrepentida de su accionar y dijo que la próxima vez lo pensará dos veces antes de insultar a algunos de los deportistas. Además pidió disculpas a Goodes.