NA 162
NA 162

El 11 de mayo pasado se conoció la renuncia indeclinable de Exequiel Espinosa al cargo de presidente de la empresa Energía Argentina S.A (Enarsa). Para ese entonces Espinosa llevaba varios días como imputado en una causa judicial en la que se investiga si se pagaron sobreprecios por unos 24 millones de dólares para solventar fletes y seguros del transporte en barco para el gasoil que importa la Argentina.

Espinosa, hombre de absoluta confianza del ministro de Planificación Julio De Vido, fue desplazado en medio de una disputa con el viceministro de Economía Axel Kicillof.

Según reza su página web, Enarsa tiene como  objeto "la exploración y explotación de hidrocarburos sólidos, líquidos y gaseosos, transporte, almacenaje, distribución, comercialización e industrialización de estos productos y sus derivados, así como de la prestación del servicio público de transporte y distribución de gas natural, a cuyo efecto podrá elaborarlos, procesarlos, refinarlos, comprarlos. Asimismo, podrá generar, transportar, distribuir y comercializar energía eléctrica y realizar actividades de comercio vinculadas con bienes energéticos. Estas actividades se podrán llevar a cabo por sí, por intermedio de terceros o asociada a terceros tanto en el país o bien en países extranjeros".

El diputado de la UCR, ex fiscal de Investigaciones Administrativas, Manuel Garrido denunció: "En el marco del Programa Energía Total, Enarsa, en función de las atribuciones que tenía por ser la unidad de gestión técnica operativa de dicho programa, realizó varias compras de gasoil a fin de satisfacer la demanda interna para cumplir con el Plan de Abastecimiento de la Demanda. En la auditoría desarrollada por la Auditoría General de la Nación (AGN) -referida al periodo comprendido entre el 1° de enero de 2008 y el 30 de abril de 2010- se ha detectado que Enarsa abonó precios superiores a los de mercado en concepto de fletes y seguros por el transporte de gasoil. Durante ese periodo, el ingeniero Espinosa era presidente de Enarsa…"

La denuncia cayó en el juzgado de Sebastián Casanello y el fiscal Guillermo Marijuán imputó a Espinosa el 29 de abril pasado. Según fuentes judiciales, Casanello ya realizó las primeras medidas de prueba luego del impulso que hizo Marijuán. El fiscal pidió que la Dirección General de Aduanas envíe al juzgado toda la información relacionada con las importaciones de gasoil realizadas por Enarsa en el período analizado por la AGN.

También solicitó que la Auditoría remita el estudio realizado y también los papeles de trabajo en el que se determinó que según la denuncia "los valores pagados en exceso son sumamente altos, llegando casi a un 200% en el año 2009, al 70% en el año 2008 y al 100% en el año 2010. Cuantificados en dólares, dichos porcentajes equivalen a U$S 20.692.269,21 en 2008, U$S 1.492.830,99 en 2009 y 1.772.282,76 en 2010. Por lo tanto, se trataría de un pago de sobreprecios de casi 24 millones de dólares". La causa judicial sobre Espinosa avanza. Aunque el ingeniero en petróleo y minas, cercano al arquitecto De Vido, ya no está en su cargo.