Por la niebla, hay vuelos desviados en Ezeiza

Sociedadmiércoles 08 de mayo 2013

Cómo será el nuevo sistema de tratamiento de la basura en Capital Federal

El gobierno firmó el decreto de licitación por diez años a un costo de $2900 millones por año. La Ciudad se dividirá en seis y tendrá una "zona boutique", que será el microcentro. Prometen "innovaciones tecnológicas"

Crédito:

El contrato más caro que pagará la Ciudad de Buenos Aires será por el control de los residuos y durará 8 años más dos de prórroga. 

El costo total, según lo firmado en el decreto 162 del año 2013, que abre una nueva licitación, será de 29 mil millones de pesos para la próxima década.

La Ciudad se dividirá en seis zonas de recolección, tal como sucede con el actual contrato. Pero la novedad pasa por el microcentro, al que el gobierno llama “zona boutique”.

Allí es donde se volcará la mayor parte de las nuevas tecnologías anunciadas por el ministro de Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli: “Vamos a un sistema moderno, con nuevos camiones de carga lateral, barrido y limpieza de veredas mecánicos y otras innovaciones tecnológicas ”. 

Una de ellas, quizás la más novedosa, será que los contenedores estarán soterrados, por lo que ocuparán menos espacio en la calle. 

El Gobierno ya presentó una prueba piloto de este sistema en Rivadavia y Acoyte, a partir de un convenio firmado con una cadena de comidas rápidas.

Además, habrá pequeñas barredoras para limpiar las peatonales, que se combinarán con camiones de recolección de tamaño reducido para las calles del Centro. En cuanto a los camiones, pasarán con mayor frecuencia

Según informó el gobierno, todas las calles de la Ciudad tendrán contenedores, que hoy cubren el 60% del territorio.

En tanto, en las villas se levantará la basura dos veces por día durante toda la semana.

Por otro lado se impondrá el sistema de camiones de carga lateral de contenedores en el 70 por ciento de la Ciudad, por lo que se deberá renovar casi toda la flota de camiones. En tanto que en el otro 30 por ciento del territorio, la carga de los residuos se seguirá realizando por detrás de los vehículos.

El gobierno porteño buscará además evitar que la basura quede desparramada en la calle. Y para eso iniciará una campaña de concientización para separar los residuos.

Según las autoridades, uno de los mayores problemas es que pese a que algunos vecinos separan los residuos reciclables en sus hogares, luego termina todo junto, en los mismos contenedores. Otro tiene que ver con la tarea de los cartoneros, que separan la basura en plena vía pública y arrojan en la calle lo que no les sirve.

Para mejorar el sistema, los improductivos contenedores verdes serán reemplazados gradualmente por contenedores en forma de campana, en los que se depositarán los residuos secos de manera separada.

El gobierno de la Ciudad capacitará a los recicladores urbanos para que trabajen con estos contenedores, para que no rompan las bolsas en la calle.

Comentá