Tecnolunes 18 de marzo 2013

Sony vendió sus oficinas centrales en los EEUU

Se alzó así con u$s1.100 millones, operación enmarcada en una mayor que contempla la venta de activos no estratégicos mientras busca recuperar terreno frente a rivales como Samsung y recuperarse de cuatro años consecutivos de pérdidas netas

El edificio de Sony, ubicado en el exclusivo Plaza District de Manhattan, tiene cerca de 76.000 metros cuadrados, lo que implica un coste aproximado de u$s14.473 por metro cuadrado. Parte de esa superficie incluye un espacio destinado al comercio minorista, que tiene un mayor costo.

El precio es el más alto pagado por un edificio de oficinas en los EEUU desde que Google compró el 111 de la Octava Avenida en el barrio de Chelsea, en Manhattan, por u$s1.800 millones a finales de 2010.

Como parte del acuerdo de venta, Sony pagará un alquiler por el uso del edificio a sus nuevos dueños durante los próximos tres años, dando a Chetrit Group (Ver más abajo) tiempo para decidir si convierte parte del edificio en la Avenida Madison entre las calles 55 y 56 en unidades residenciales o en un hotel, o si lo mantiene como propiedades de oficinas y comercio minorista.

La torre fue construida a comienzos de la década de los 80 por AT&T, que era la corporación más grande de los Estados Unidos antes de que el Departamento de Justicia la presionara para que se dividiera en unidades más pequeñas.

Sony compró el edificio en 1992 por u$s236 millones.

Un equipo de corredores liderado por Doug Harmon de Eastdil Secured fue el intermediario en las ventas de Sony y Google.

Sony vendió uno de sus más valiosos edificios de oficinas en Tokio el mes pasado a la firma japonesa Nippon Building Fund y a otro inversor por u$s1.200 millones.

La operación
La compra estuvo liderada por el desarrollador de bienes Chetrit Group.

SL Green Realty inicialmente aportó el total de los u$s925 millones de un préstamo que financia el acuerdo por hasta tres años, dependiendo de cuánto tiempo siga ocupando el edificio Sony, dijo una fuente.

Sin embargo, Bank of China aceptó tomar u$s600 millones del financiamiento total de la deuda en la forma de un préstamo preferente, dijeron las fuentes.

De los restantes u$s325 millones financiados, un tramo de u$s175 millones fue vendido por SL Green a un fondo administrado por Apollo Global Management, dijo una de las fuentes. Esa cantidad podría aumentar a u$s250 millones, agregaron las tres fuentes.

SL Green tomó los dos tramos más pequeños y podría vender uno al fondo o a alguien más, dijo una fuente.

Ver más:

,

Comentá