Por la niebla, hay vuelos desviados en Ezeiza

Políticajueves 07 de marzo 2013

Causa Sueños Compartidos: excarcelaron a Sergio Schoklender

Lo dispuso la Sala I de la Cámara Federal. El ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo estaba detenido por presuntas irregularidades con fondos públicos

Crédito: NA

La Sala I de la Cámara Federal resolvió otorgarle la excarcelación al ex empleado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo Sergio Schoklender, a quien se acusa de asociación ilícita y defraudación por el manejo de fondos públicos que recibía la entidad en el marco del programa “Sueños Compartidos”.

Días atrás, Sergio Schoklender anunció que iniciaba una huelga de hambre en protesta por su procesamiento por parte del juez federal Norberto Oyarbide.

La excarcelación de este acusado era inminente desde que el pasado martes la misma dependencia concedió la misma medida a Pablo Schoklender y el contador Alejandro Gotkin, según informaron fuentes judiciales a Infobae.

Los camaristas han ordenado las excarcelaciones por considerar que no hay riesgo de fuga o de entorpecimiento de la investigación estando en libertad, una posibilidad que atribuyeron a un "simple pronóstico" del juez de primera instancia, Norberto Oyarbide.

Los hermanos Schoklender y Gotkin fueron detenidos el 15 de febrero cuando el juez Oyarbide los procesó como supuestos jefes y organizadores de una asociación ilícita que habría desviado millonarios fondos de la entidad que estaban destinados por el Estado a la construcción de viviendas sociales.

“No ha brindado suficientes argumentos”, comenzaron en su fallo al que accedió Infobae la Cámara, con duras críticas hacia el juez Oyarbide y porque consideran que éste, “reedita argumentos ya analizados y descartados por esta Sala”.

“Debió dirigirse fundamentalmente a argumentar cuál es la razón sobreviviente en virtud de la cual, luego de 20 meses de investigación debe restringirse la libertad del encausado, es decir, en base a qué nuevo elemento infiere, ahora sí, la existencia de un riesgo procesal de tal magnitud que amerite una medida tan gravosa y excepcional como la aquí debatida”, reprochó la Cámara.

Para los camaristas Eduardo Freiler, Jorge Ballestero y Eduardo Farah, no quedó demostrado que haya “intención de fuga por parte de Schoklender”, a la par que tampoco sobre cómo “podría obstaculizar la evaluación de tales sucesos que, por lo demás, habrían ocurrido con anterioridad a su primera detención”.

“No bastaría simplemente con un pronóstico acerca de la posibilidad de que el imputado entorpezca el curso de la investigación, sino que por el contrario, debe demostrarse de modo concreto en qué condiciones” puede llevarlo a cabo, expresó el Tribunal.

También refutan el argumento de Oyarbide en cuanto a que Schoklender no colabora con la investigación.

“El doctor Oyarbide parece desconocer que sobre el imputado no recae ninguna obligación de colaborar con la instrucción”, explicaron en el fallo, y en función de ello le recordaron al magistrado que es “él el que detenta todos los medios a su alcance para evitar que la investigación se frustre”.

Asimismo, le recordaron al juez que Schoklender al estar imputado declaró “sin estar bajo juramento de decir verdad”, a diferencia de un testigo, y como tal tiene la prohibición de “declarar contra sí mismo”.

“Ninguna de las razones sobre las que el a quo pretende  basar su resolución, logra fundamentar en debida forma el encarcelamiento preventivo” de Sergio Schoklender.

Esta es la segunda vez que la Sala I de la Cámara libera a los Schoklender y Gotkin, ya que a principios de 2012 lo hicieron cuando Oyarbide había ordenado detenerlos bajo el argumento que habían querido entorpecer la investigación.

Comentá