Infoshowmiércoles 06 de marzo 2013

"Voy a estar al pie del cañón para todo lo que necesite mi bebé"

Victoria Vannucci habló con Teleshow.com cuando faltan pocas semanas para dar a luz

Restan pocas semanas para que la vida de Victoria Vannucci se renueve con la llegada de su primer hijo, fruto de su relación con Matías Garfunkel. "Estoy muy ansiosa, desesperada por este momento que tanto esperé. Es el mejor momento de mi vida. Estoy feliz y no veo la hora que llegue el momento", dijo la modelo y conductora a Teleshow.com.

"Estaba totalmente negada, me enteré que estaba embarazada en el día del cumpleaños de mi marido y no lo podía creer. Mi cabeza, después de tantos golpes con el tema de la salud, me había dado por vencida con la idea de ser madre. Gracias a Dios se dio todo y está siendo todo increíble", contó.

¿Parto natural o cesárea? La conductora todavía no lo sabe: "Faltan cinco semanas, no lo tenemos definido. Mi médico no quiere hablar de esto porque dice que soy muy ansiosa y cada vez que hablo de esto me saca de tema. Dice que aún faltan años luz para el gran día."

"Me cuesta visualizarme como mamá pero creo que, con todo lo que me costó esta historia, voy a ser pegota, como cualquier mamá primeriza y un poco más. Voy a estar al pie de cañón para todo lo que necesite, para cualquier llantito. Obviamente que también voy a tratar de estar un poco relajada porque tengo un marido al que atender", agregó Vannucci.

Aunque no saben el sexo del bebé, la modelo aseguró que siempre estará vestido a la moda. "Soy muy coqueta, yo creo que para ambos sexos le voy a combinar todo. Soy muy perfeccionista, así que creo que eso también va a influir", explicó y aclaró que no le importa si es nene o nena: "Fue tan buscado, tan deseado y nos ha costado tanto que venga, que lo único que pido es que sea lo que Dios quiera y con salud. Si es nena me va a encantar y si es nene, también, así que cuando llegue ese momento no me va a importar."

"Todavía no decidimos los nombres, porque no sabemos el sexo, pero con Matías dijimos que lo elegiremos cuando le veamos la cara al bebé, así muy al natural. Por eso tampoco quisimos saber el sexo y venimos tan bien así que preferimos seguir de esta manera. Tenemos muchas cábalas con Matías."

Después del nacimiento, el bebé se llevará todo su tiempo y el trabajo quedará a un lado. "Yo soy una mujer muy activa de por sí, pero ahora que estoy viviendo este momento soñado me voy a dedicar todo el tiempo a esto. Después la vida activa continúa, calculo que todo tiene un tiempo para que me acostumbre. Un bebé en mi vida y en la de mi marido es algo nuevo y hay que vivirlo, disfrutarlo y después empezaré de vuelta con todos los proyectos que uno tenga", expresó Vannucci.

Lo que no tendrá el bebé son las canciones de cuna tradicionales: "Olvidate, soy de madera con ese tema. Le cantaré algo de las Electrostars. No sé canciones de cuna, canto lo que se me ocurre en el momento. Veo un osito y canto del osito, pero bueno es la mamá que le tocó."

Tanto la familia de su marido como la de ella están revolucionados con la llegada de este nuevo integrante. "Voy a tener ayuda, seguro que mi vieja va a estar insoportable. Mi suegra también, en el buen sentido. Es tan esperado por toda la familia que van a estar todos como muy pegotes", confesó, aunque remarcó que durante las noches no tendrá problemas en ser la que se despierte: "Estoy podrida del reposo absoluto y ya tengo ganas de escuchar el llantito... estoy desesperada por ese momento."

Y el papá también tendrá un papel importante, tiene que enseñarle a cambiar pañales: "Nunca cambié un pañal, pero ¿qué tan difícil puede ser? Además mi marido esta curtido y yo siempre estoy predispuesta a escuchar y a aprender."

Vannucci también está preocupada sobre el cambio que puede tener su pareja tanto en lo sexual como en el día a día. "Vamos a tratar que esas cosas no pasen, tenemos muchos matrimonios alrededor mío de amigas y familiares que han pasado esas cosas y quedé muy marcada con todo eso que vi, de matrimonios que se terminan por eso y ver después cómo quedan las situaciones, la verdad es que a mí no me gusta", aseguró y sabe que su rol será fundamental: "Lo estudié muchísimo al tema y no quiero que me pase, así que creo que cuando uno se mentaliza para que esas cosas no pasen, hace lo imposible para que su hijo esté bien, su marido también y todo se mantenga en equilibrio y la familia funcione. Depende mucho de la mujer ese equilibrio en la casa. Quizás estoy hablando por hablar, pero voy a hacer lo imposible para que esas cosas no me pasen."

Y sobre el final, reveló que, aunque no tenga definido el nombre, su bebé ya tiene club: "Va a ser de River, porque toda la familia es de River."