Políticamiércoles 20 de febrero 2013

"Es una ficción decir que Hugo Chávez está gobernando Venezuela"

El secretario general de la Mesa de la Unidad Democrática, Ramón Aveledo, dijo que el chavismo intenta mantener la llama de su líder. "El pueblo sigue pidiendo un cambio"


“¿Cuál va a ser la suerte del chavismo sin Chávez?”, le preguntó la revista Panorama a Ramón Guillermo Aveledo y el antichavista no dudó en criticar la estrategia del Gobierno. “Eso ya lo hemos empezado a ver porque eso ya ha comenzado. La pieza central de la estrategia ha sido tratar de mantener la llama a través de la consigna ‘yo soy Chávez’ y una ficción, decir que Chávez está gobernando. Como ambas cosas son artificios, por más que estén respaldadas por la propaganda oficial tienen dificultades para preservarse”, aseguró.

El líder de la oposición y principal gestor de una coalición antichavista aseguró que la ausencia de Chávez facilitará la interlocución de los restantes sectores como alternativa con el pueblo chavista, “pueblo chavista que tiene una adhesión afectiva muy grande hacia la figura del presidente y una concordancia con ciertos objetivos de justicia social, pero que no comparte el modelo cubano, que no es partidario de las expropiaciones, que desea que haya un efectivo dialogo nacional. En la cultura de la mayoría del pueblo hay dificultades para tragar un mensaje hegemónico estatista que excluye a los demás”, dijo.

Explicó que al chavismo le costaría mantenerse “sin la presencia del gran lubricante que es el carisma del líder”.

El presidente Hugo Chávez retornó a Venezuela el lunes 18 de febrero por la madrugada, después de casi dos meses y medio de ausencia absoluta, mientras convalecía en Cuba por el cáncer que padece. El mandatario volvió de manera sorpresiva.

Sin embargo, el retorno genera aún más interrogantes que durante su estadía en Cuba: ¿podrá gobernar? Los miembros del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) están aguardando instrucciones del equipo médico para tomar la jura del presidente de VenezuelaHugo Chávez, internado en el Hospital Militar Dr. Carlos Arvelo de Caracas.

La juramentación debía ser inicialmente el pasado 10 de enero, de acuerdo con la Constitución venezolana, pero el presidente estaba fuera del país. Fue el mismo TSJ el que dispuso que la toma de posesión se podía aplazar el tiempo que fuera necesario hasta que Chávez volviera a Venezuela. En su lugar, ese día hubo grandes movilizaciones por parte del chavismo.

Entre sus detractores, afirman que el bolivariano volvió a caracas porque, médicamente, ya no había más nada que hacer por él en la isla. De ser ciertas estas especulaciones, el mandatario debería dimitir –o admitir incapacidad- y así habilitar a la Asamblea Nacional a convocar nuevos comicios. Para acelerar este proceso, la oposición podría presionar a través del pedido de una junta médica que verifique el estado del presidente.

Comentarios