Economíamartes 19 de febrero 2013

Falabella suspende inversiones en Argentina

La compañía chilena dejaría sin efecto este año el proyecto de apertura de nuevos locales en el sur de la Provincia. Trabas a las importaciones, entre los factores

Crédito:

La popular firma chilena Falabella puso en revisión sus proyectos de inyección de capital en Argentina. Esta decisión se vería precipitada tras la caída de sus acciones el último jueves en la Bolsa de Santiago de Chile, y las complicaciones que trae el cepo cambiario.  

Según informaron analistas bursátiles de ese país, la compañía estaría suprimiendo sus planes de inversión este año y no abriría nuevos locales al sur de la provincia de Buenos Aires. 

Falabella, que opera en Argentina tiendas departamentales, centros comerciales, supermercados y artículos para el hogar, vio bajar sus títulos la semana pasada a 5.473 pesos chilenos en la Bolsa de Comercio de la capital del vecino país trasandino. La acción, que alcanzó un récord de 5.710 pesos el 11 de febrero pasado, desde entonces se ha desplomado más de 4%.

Así, las acciones SACI Falabella, la firma más grande de Chile que cotiza en bolsa, bajaron por tercer día consecutivo. De esta manera, se convirtió en el mayor perdedor en el índice Ipsa chileno de referencia.

Importaciones

Pero la caída de sus papeles no es la única cuestión que presiona para la reprogramación de sus inversiones. La actividad de los chilenos en Argentina se vio obstaculizada en el último tiempo luego de la intensificación de los controles de los productos traídos del exterior.

La incertidumbre comenzó hace tres años, cuando en Córdoba, la Cámara de Comercio provincial advirtió que Falabella no desechaba la oportunidad de cerrar sus puertas por las restricciones a las importaciones. 

Por otra parte, en el segundo semestre del 2012, la tienda desechó el proyecto, ya muy avanzado, de radicarse en la localidad bonaerense de Bahía Blanca, una locación que todavía considera que puede ser interesante comercialmente. En ese momento, el directorio de la empresa habría desistido a ese emprendimiento, preocupado ante la dificultad de ingresar mercadería desde el exterior.

En este marco, la Secretaría de Comercio Exterior convocó a pequeños y medianos productores de alimentos gourmet y de productos de bazar con diseño para convertirse en proveedores mundiales de grandes cadenas de supermercados, como Falabella. 

“El objetivo es conectar a los pequeños y medianos productores de todo el país con estas cadenas que tienen filiales en el exterior, para que se desarrollen como proveedores de las góndolas de productos argentinos que existen en varias de sus sucursales”, dijo ayer la secretaria de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri.

Comentá