Políticamartes 19 de febrero 2013

Chávez llegó sedado en un operativo secreto

El periodista Nelson Bocaranda informó que el presidente de Venezuela viajó en un avión privado que no es el presidencial. Sólo Maduro y Cabello sabían de su regreso


“El retorno del presidente Hugo Chávez no tomó de sorpresa solamente a quienes no están con el 'proceso'; también a los chavistas, con excepción del vicepresidente Nicolás Maduro, el presidente de la Asamblea y su casa militar. Ningún miembro del gabinete fue informado con antelación”, detalló en sus Runrunes el reportero Nelson Bocaranda.

Según difundió, el viaje no se realizó en el avión presidencial venezolano. Se usó “otro avión, que voló a menos altura para evitar una alta presión, que fue el que lo transportó a Maiquetía”.

Tal fue el hermetismo con que se manejó su regreso, que sólo fue acompañado por su hija mayor, Rosa Virginia; su esposo, el ministro Jorge Arreaza; y los tres médicos y cinco enfermeras que lo han tenido bajo su cuidado en el Cimeq de Cuba.

“El paciente viajó bajo sedación y al llegar a Venezuela fue llevado en ambulancia a una instalación preparada especialmente en Fuerte Tiuna”, agregó.

Analistas coinciden con que el bolivariano volvió a Caracas porque, médicamente, ya no había más nada que hacer por él en la isla. De ser ciertas estas especulaciones, el mandatario debería dimitir –o admitir incapacidad- y así habilitar a la Asamblea Nacional a convocar nuevos comicios. Para acelerar este proceso, la oposición podría presionar a través del pedido de una junta médica que verifique el estado del presidente. La oposición ya evalúa comenzar un proceso electoral primario para definir postulante.

Chávez fue operado el pasado 11 de diciembre por cuarta vez de un cáncer cuya naturaleza no se conoce con certeza. Desde entonces, no había aparecido en público, ni siquiera con mensajes en las redes sociales.

El mandatario bolivariano fue intervenido quirúrgicamente por primera vez en junio de 2011. En ese momento, se había dicho que tenía un “absceso pélvico”. Luego, se confirmó que se trataba de un tumor canceroso.

Desde entonces, Chávez continuó con el tratamiento, con recaídas y con otras operaciones. Al momento de anunciar su candidatura para las elecciones presidenciales, que se celebraron en octubre del año pasado, aseguró que estaba completamente curado.

Tras ganar y ser reelegido para el período 2013-2019, Chávez viajó a La Habana para una oxigenación hiperbárica. Según adujo, era para recuperarse del desgaste de la campaña. Esto fue en noviembre.

Finalmente, el 9 de diciembre explicó que debía volver a ser operado y que, en caso de que algo le ocurriera, recaerían sobre Nicolás Maduro las funciones del Poder Ejecutivo y la faena de continuar con la revolución bolivariana.

Al día siguiente viajó a La Habana y desde entonces habían mermado sus apariciones públicas. Esa falta de participaciones hizo surgir todo tipo de rumores, como que el mandatario ya estaba muerto.


Comentarios