Sociedadviernes 15 de febrero 2013

Pánico en Rusia por la caída de un meteorito

Era de "grandes dimensiones". Causó violentas explosiones y dejó al menos 1.000 heridos en la zona de los montes Urales. El impacto rompió ventanas en casas y edificios


 

Según confirmó el Ministerio de Situaciones de Emergencias, la caída de un meteorito causó, este viernes, violentas explosiones en la región de los montes Urales y regiones del centro de Rusia, que rompieron ventanas en numerosos edificios.


"El número de heridos es de unos 950", declaró el gobernador. El balance anterior era de más de 500 heridos en la región, muchos de ellos por astillas de vidrios debido a que saltaron los cristales de las ventanas. Finalmente, volvió a elevarse el numero a 1.000.

 

Imágenes de la televisión mostraron a personas con el rostro ensangrentado y al menos a un niño cuya espalda estaba cubierta de sangre.

"Hubo un deslumbrador destello y dos o tres minutos después fuimos derribados por una onda de choque", dijo un hombre al canal de televisión Rossiya. Otro dijo que "al principio, creí que era un avión".

La región de Cheliabinsk es el corazón de la zona industrial de Rusia. Está llena de fábricas y otras instalaciones que incluyen una planta de energía nuclear y el gran centro de depósito y tratamiento de desechos nucleares Mayak.

Un vocero de Rosatom, la empresa de energía nuclear de Rusia, dijo que sus operaciones no se vieron afectadas.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, advirtió que el incidente demuestra la vulnerabilidad del planeta.


"Espero que no haya consecuencias graves, sin embargo, eso (la caída del meteorito) es una prueba de que no sólo la economía es vulnerable, sino todo nuestro planeta", dijo Medvédev, según las agencias rusas.

"No ha sido una lluvia de meteoritos, sino un meteorito que se desintegró en la capas bajas de la atmósfera", ha explicado a la agencia Interfax la vocera del Ministerio de Rusia para Situaciones de Emergencia, Elena Smirnij.

Smirnij ha añadido que la onda expansiva ha hecho saltar los cristales "en algunas viviendas de la región".

      Embed
      Embed
      Embed
      Embed

Los residentes de la región han debido abandonar sus hogares o adecuarlos para pasara la noche: en la zona se esperan 14 grados bajo cero.

En un primer momento, el sitio ruso RT había informado que el Ejército había logrado destruir la roca a 20 kilómetros de la tierra. El dato fue luego desmentido tajantemente por las autoridades.

Este meteorito "fue un objeto bastante grande con una masa de varias docenas de toneladas", calculó el astrónomo ruso Serguei Smirnov, del Observatorio Pulkovo, en una entrevista difundida por el canal Russia 24.

  

El Ministerio de Situaciones de Emergencia ruso no descartó, sin poder confirmarlo, que el meteorito sea un fragmento del asteroide 2012 DA14 que pasará este viernes cerca de la tierra.

La caída del meteorito no ha influido en los niveles de radiación, que se mantienen dentro de los parámetros habituales para la región.

Rosatom, la agencia rusa para la energía atómica, ha informado de que sus instalaciones en los Urales no han sufrido daños.

 

El Ministerio del Interior, citado por la misma agencia, indicó que varias personas resultaron heridas por la proyección de fragmentos de vidrios en una escuela de Cheliabinsk.

La ola expansiva del meteorito se sintió como una gran explosión

AFP - EFE - Reuters

Comentarios