Télam 162
Télam 162

La Cámara Federal confirmó que Ricardo Jaime debe ir a juicio oral y público como acusado por recibir dádivas por parte de empresarios del sector, luego de rechazar nulidades planteadas por el ex secretario de Transporte.

Se trata de una causa en la que Jaime está acusado de recibir dádivas por parte de empresarios que le abonaban el alquiler de departamentos, uno ubicado en la calle Cerrito 1518 piso 8° departamento "A" (de 2003 a 2007), y otro en avenida Del Libertador 654 piso 12°, desde 2007 a la actualidad).

Los inmuebles eran pagados por la firma TEBA S.A, concesionaria de la terminal de ómnibus de Retiro y cuyo dueño Néstor Otero también va a juicio oral y público. En la causa, se comprobó que fue Jaime quien benefició a dicha firma con la concesión de la explotación comercial de la terminal de ómnibus de Retiro hasta el 2015.

Esos departamentos en los que Jaime se sospecha habitó entre 2003 y 2011, son propiedad de la firma Frans Bell S.A, del futbolista Fernando Redondo y su hermano Leonardo.

Fuentes judiciales informaron a Infobae que la Sala I de la Cámara no hizo lugar a nulidades interpuestas por la defensa de Otero, de Jaime y de Alfredo Pielach, síndico de la firma TEBA, otro de los que está acusado.

La defensa de Jaime cuestionó el requerimiento fiscal de elevación a juicio al considerar que el mismo "es inválido ya que no permite al nombrado conocer acabadamente el hecho que se le atribuye y, por ende, ejercer su derecho de defensa".

Pero los camaristas Jorge Ballestero y Eduardo Farah replicaron que "el requerimiento de elevación a juicio formulado por el agente fiscal resulta autosuficiente en cuanto a las exigencias de la relación clara, precisa y circunstanciada de los hechos y la explicación sucinta de los motivos en los que se funda con relación a la conducta asumida por el imputado".

"A lo largo de la pieza procesal cuestionada se evidencia un desarrollo adecuado de los elementos que imponen la posibilidad de efectuar una defensa efectiva, en consonancia con las garantías constitucionales aducidas como conculcadas, ya que contiene los datos personales del imputado, se detallan las pruebas reunidas en su contra, como la imputación que pesa sobre él", agregaron en el fallo al que accedió Infobae.

Los jueces también desestimaron las nulidades pedidas por Otero y Pielach, con lo cual la causa ahora pasa a instancia de juicio oral y público, otro de los que debe afrontar Jaime quien está procesado por estrago culposo y administración fraudulenta en la investigación por la tragedia de Once.

Esta causa no es la única por dádivas que tiene Jaime. También está procesado en otra, en la cual se lo acusa de recibir pasajes aéreos gratis aportados por Claudio Sergio Cirigliano, también imputado por la tragedia de Once. Esa investigación está pendiente de juicio oral y público.

La investigación por dádivas relacionada con el pago de alquileres por parte de TEBA surgió como un desprendimiento de la causa principal que llevaba adelante el juez Norberto Oyarbide por enriquecimiento ilícito contra el ex funcionario.