Mundoviernes 08 de febrero 2013

En París, cambian las vías de línea A de subtes de noche y sin parar el servicio

Trabajan dos horas por jornada para completar a lo largo del año un programa de renovación de los rieles, en una línea de la Red Expreso Regional donde viajan más de un millón de pasajeros

Crédito: Le Parisien

En la capital francesa, por debajo del subterráneo metropolitano (Métro), circula otra red que conecta París con sus suburbios mediante trenes rápidos que cruzan la ciudad en pocos minutos. Es un servicio esencial, cuya línea A, con 1.200.000 personas cada día, es la más transitada de toda Europa. Sus trenes tienen una frecuencia de 3 minutos 20 segundos en las horas “huecas” y de 2 minutos en las horas pico.

No es cuestión de suspenderla por tareas de mantenimiento y renovación. Por eso, los empleados de la Régie Autonome des Transports Parisiens (Administración Autónoma de los Transportes Parisinos, RATP) trabajan exclusivamente de noche. El servicio termina hacia la una de la madrugada y se reanuda a las 5 de la mañana. Son 4 horas que en la práctica se reducen a dos horas de trabajo pleno, durante las cuales los operarios van soldando las nuevas vías.

Un trabajo de hormiga, ya que, cada equipo de soldadura sólo llega a hacer entre 2 y 3 por noche. Pero al cabo de un año, con 1.200 soldaduras, se habrá completado el programa de renovación de las vías sobre la totalidad de la línea, como lo muestra el video en esta nota del diario Le Monde.

A diferencia de los ferrocarriles comunes, cuyas vías se cambian cada 20 años, esta renovación del RER se efectúa cada 2, lo que equivale a decir que el trabajo es casi permanente. 

Ver más:

,

,

,

Comentá