Infobaedomingo 03 de febrero 2013

Leandro Paredes no responde y Bianchi aún no define cómo jugará Boca

El DT quiere que el juvenil se haga dueño de la pelota pero éste se diluye durante los partidos. Sin opciones naturales en su puesto, "El Virrey" podría cambiar el esquema

Crédito:

"Paredes tiene todas las condiciones como para hacerse patrón del equipo", consideró Carlos Bianchi días atrás y así le transmitía al juvenil una muestra de suma confianza en su capacidad, esa que aún no pudo mostrar en su plenitud en los cinco partidos oficiales del verano por lo que puso al DT en un dilema: ¿mantener su 4-3-1-2 preferido o virar hacia el más seguro 4-4-2?.

Paredes sólo mostró destellos de su talento, sobre todo, en el encuentro ante Independiente que Boca ganó por 3-0. No fue, sin embargo, la figura de un partido en el que Juan Manuel Martínez hizo su presentación y se adueñó de todos los elogios.

Contra River, en el tercer Superclásico del verano, fue justamente "El Burrito" el que suplió a Paredes cuando el juvenil no entraba en el circuito de juego y de sus pies nació la jugada del gol de Erviti.

Por esto es que Carlos Bianchi busca variantes para un Boca que en este semestre se lanza con todo a la reconquista de la Copa Libertadores, pero que también deberá afrontar el Torneo Final y la Copa Argentina.

Las variables son dos y, dentro de ellas, aparecen varios nombres: la primera es la de apostar al esquema con enganche manteniendo la confianza en Paredes, de sobrado talento aunque sin llegar aún a poder mantener un nivel alto por varios minutos.

La segunda es la de cambiar al 4-4-2 con las variantes de Guillermo "Pol" Fernández, Ribair Rodríguez o Nicolás Colazo, opciones que, sin embargo, dejan al descubierto el problema que asoma como el gran obstáculo de Boca en el próximo semestre: la generación de juego.

Comentá