Economíasábado 02 de febrero 2013

El Índice Big Mac para la Argentina oculta un tipo de cambio real de $6,30

Daniel Sticco

Por: Daniel Sticco dsticco@infobae.com

La medición semestral que hace la revista The Economist arrojó un nuevo abaratamiento relativo respecto del precio que rige en los EEUU, a u$s3,82. La política de control de precios hizo que la hamburguesa base pasara de $20 en julio de 2011 a $19 ahora


Tras tocar un máximo a u$s4,84 en julio de 2011, con un sobreprecio del valor teórico 19% más alto, al comercializarse a $20 en términos efectivos, declinó sostenidamente, por efecto exclusivamente de la devaluación del tipo de cambio oficial, que pasó de 4,13 a 4,98 pesos por dólar en la actualidad.

Pero si el precio del clásico sándwich que hoy bien se puede considerar como una “commoditie”, porque se vende en casi todo el planeta, hubiera acompañado internamente el ritmo de la inflación real de la Argentina debería ubicarse en poco más de $27. La política de precios administrados hizo que, por el contrario se abaratara a 19 pesos.

De ahí que de no haber mediado presión oficial, y el Big Mac no se hubiese abaratado artificialmente, como no ocurrió con las presentaciones más sofisticadas, hubiera saltado en la medición de The Economist a u$s5,48 al cambio oficial de 4,98 pesos.

Dicho de otro modo, para equipararse a los u$4,35 que se despacha en los EEUU y Chile el tipo de cambio oficial de mercado debiera subir a $6,30. Esto indica que la paridad cambiaria mantiene un atraso de casi el 30 por ciento.

Cabe destacar que si la metodología de cálculo utilizara el tipo de cambio de mercado libre que el viernes quedó en $7,92 por dólar, el valor de la clásica hamburguesa base resulta de apenas equivalente a u$s2,43, fenómeno que pone al descubierto una devaluación del peso de casi el 45 por ciento.

      Embed

El índice Big Mac que elabora regularmente la revista The Economist desde 1986 se utiliza para medir el poder adquisitivo por habitante (Purchasing Power Parity, PPP), de modo comparable con cualquier país. Se trata de uno de los escasos indicadores que permiten comparar el costo de un mismo bien a nivel mundial.

En su último análisis, fechado el 31 de enero, The Economist calcula que Venezuela es el país donde se paga más caro con: 9,08 dólares, seguido por Noruega u$s7,84. En Brasil se vende al equivalente a u$s5,64 en esta medición teórica, un poco menos en Uruguay, a 5,45 y más abajo Chile con 4,35 dólares que es el valor para los EEUU.

Técnica de cálculo

The Economist  explica en su metodología que ”el índice Big Mac se basa en la teoría de la paridad del poder adquisitivo, que dice que los tipos de cambio con el tiempo deben ajustarse para que el precio de una canasta de bienes sea el mismo en cada país. Nuestra canasta contiene un solo elemento: la hamburguesa Big Mac. Funciona mediante el cálculo de la tasa de cambio que haría que un Big Mac costara lo mismo en cada país”.

La relación entre precios y PBI por persona puede ser una mejor guía al valor corriente justo de una moneda. El índice ajustado usa " la línea del mejor apto" entre precios del Big Mac y PBI por persona para 48 países (más el área europea). La diferencia entre el precio predicho por la línea roja para cada país, considerando su ingreso por persona, y su precio real da una medida aceptada sobre si el tipo de cambio de la moneda nacional está sobre o subvaluada.

Comentá