Políticajueves 24 de enero 2013

Pedían 30.000 euros por la foto falsa de Chávez

Al diario español El Mundo le ofrecieron la imagen a ese precio pero decidió no comprarla. Sí lo hizo El País y desató un escándalo al publicarla en portada

Crédito:

Era de noche en las redacciones de América Latina cuando El País sorprendió con una impactante imagen: el presidente Hugo Chávez, intubado y aparentemente inconsciente. Era la primera foto del misterio más guardado por la dictadura castrista y el chavismo venezolano. 

El enigma sobre el estado de salud del bolivariano parecía develarse ante el primer documento fotográfico que echaba por tierra cientos de especulaciones.

Pero minutos después, El País eliminó la imagen, quitó su habitual versión en PDF de la edición impresa y todo rastro tras comprobarse en las redes sociales que se trataba de una foto falsa. Luego publicó un comunicado en el que explicó lo que había sucedido.

El periódico habría pagado 30.000 euros por ese documento a una poco conocida agencia de noticias: GTres online. El dato se divulgó a partir de las revelaciones que el director del periódico El Mundo, Pedro J. Ramírez, hizo en su cuenta de Twitter

"A ver cómo lo digo. EM de mañana esta em...Barga...do. Dentro de unas horas me entenderéis. (N de la R: EM por El Mundo)", publicaba misteriosamente el director del periódico.

Cuando se comprobó que El País había salido de la planta de impresión, Pedro J. Ramírez, decía con ironía: "Ah, por cierto, ayer nos quisieron vender una foto de Chavez entubado. Dijimos no. Cuando la veaís en otro medio ya diréis si acertamos".

      Embed

      Embed

Las primeras horas de la mañana debieron ser duras en la redacción histórica de El País, en la calle Miguel Yuste de Madrid. El mundo entero dejó en ridículo al periódico tras desmontar que los 30.000 euros pagados por un supuesto documento histórico era una captura de un video de YouTube. 



Lo más curioso, es que el video ya había sido emitido por el canal oficial Venezolana de Televisión (VTV), el día 21 de enero pasado. El conductor del programa Dossier, Walter Martínez, lo presentó como "una cochinada más que está siendo circulada en los medios electrónicos". 



Desde El País no hubo más comentarios que un comunicado en su web, la edición no llegó a los puestos de venta pero sí a las redes sociales, que fotografiaron la portada. Una segunda edición reemplazó la portada.

Hasta la presidente de Argentina, Cristina Kirchner, expresó su repudio a la imagen falsa publicada. La crítica no se enfoca tanto en el error, sino en el derecho a la privacidad que tiene una persona, así sea un presidente. 

En España, el debate está encendido y activa la memoria. Se compara la foto publicada por El País con las imágenes del dictador Francisco Franco en su lecho de muerte, que aparecieron en La Revista del mundo el 29 de octubre de 1984, en el noveno aniversario de la muerte del dictador español.

      Embed



Comentarios