Sociedadlunes 14 de enero 2013

Pedirán en Córdoba la inconstitucionalidad de la ley que avala las domas

La polémica se abrió a raíz primero de la muerte de dos yeguas mientras participaban del festival de Jesús María, y luego otras ocho como consecuencia de un accidente que tuvo el camión jaula que las trasladaba

Crédito:

La Fundación Sin Estribo pedirá a la Justicia la inconstitucionalidad de la ley 8.952, que avala la realización de la doma como deporte en la provincia de Córdoba, luego de la muerte de varios caballos en el marco del festival folklórico de Jesús María.

El anuncio lo hizo la titular de la entidad, Andrea Heredia de Olazábal, quien criticó el tradicional festival, que se convirtió en centro de una polémica luego de que dos caballos fallecieran en la doma.

En tanto, al menos otros ocho murieron cuando eran trasladados en un camión con destino al festival y a raíz de un accidente vial.

"El marco es complicado, porque hay una especie de tradición y cultura que empuja de fondo el evidente conflicto de leyes que se produce en esta situación que atrofia la mirada del jurista, diciendo hasta qué punto hay una monta y una manipulación lícita del animal y hasta cual se está infringiendo la ley penal argentina 14.436 que protege a los animales de la explotación", sostuvo Olazábal al diario La Voz del Interior.

"Ese delicado límite es el que pedimos al fiscal de feria, Monti, que hizo caso omiso de la denuncia penal presentada por más de diez agrupaciones", agregó.

La polémica se abrió a raíz primero de la muerte de dos yeguas mientras participaban del festival, y luego otras ocho como consecuencia de un accidente que tuvo el camión jaula que los trasladaba en Circunvalación y ruta 19 en la Ciudad de Córdoba.

Según trascendió, el accidente se produjo a raíz del choque entre el camión y un utilitario, y provocó que muchos de los animales murieran en el acto por el impacto, en tanto que el resto fue sacrificado tras caer en una zanja.

Los equinos pertenecían a la tropilla "La sube y baja" de la localidad bonaerense de Chacabuco, que participaba en el festival de Jesús María.

Según criticó Olazábal, los caballos que participan de la doma son "drogados o picaneados para estimularlos más", con el fin de mostrarse "bravos y enojados".

"No se debe domar con violencia, existen domas pacíficas. Es absolutamente innecesario usar la violencia", aseguró.

"Los argentinos somos víctimas del machismo y la crueldad como una muestra de virilidad. Es la forma irrisoria de mostrar la fuerza sobre un débil", replicó la mujer, quien recordó que la ley 14.436 "es clara cuando advierte que los espectáculos con animales están prohibidos cuando haya parodia de animales donde estos mueran o sufran".

"Estas jineteadas son parodias, porque se lo hace embravecer para que la gente aplauda", afirmó.

NA

Comentá