Finanzasviernes 11 de enero 2013

Guía práctica para sumergirse en el menú que ofrecen los bonos argentinos

Títulos en dólares, pesos, emitidos por gobiernos, provincias o empresas. Todo el abanico de inversión que tiene hoy la plaza local. Los rendimientos y costos para abrir una cuenta y empezar a operar. Pros y contras

Crédito: AP

A la hora de invertir en el mercado de capitales argentino, los títulos públicos son la alternativa más demandada. No sólo porque a diferencia de las acciones otorgan una renta fija (la tasa de interés), sino porque son instrumentos para cubrirse de las subas del tipo de cambio.

Hay bonos soberanos, provinciales y corporativos; emitidos en pesos o en dólares. Pero en todos los casos se compran en pesos, con lo cual la limitación de acceder a los dólares que impone el cepo cambiario no es un impedimento. Es más, se adquieren en moneda local títulos que pagan renta y amortización en dólares contantes y sonantes. “Hoy por hoy la renta fija se divide en 4 categorías:  dólares, ajustables por CER, ajustables por Badlar, pesos, y dólar link. Los 4 segmentos acaparan la operatoria de titulos publicos y cada uno tuvo su momento de apogeo”, explicó Juan Pablo Vera, jefe de análisis financiero de Tavelli & Cía.

¿Cuánto peso tienen los bonos en el mercado local? Según el Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC), la participación de los títulos públicos aumentó desde el 62,5% del total en 2011 al 68,6% en el año 2012. El volumen efectivo en pesos negociado en títulos públicos durante el 2012 sumó $166.342 millones, siendo el segundo mayor guarismo de los últimos 10 años (el máximo histórico es de $172.319 millones en 2008).

El volumen promedio diario negociado en títulos públicos alcanzó los $692 millones, lo que implicó un aumento del 30,2% respecto al 2011. El monto promedio negociado durante 2012 ($692 millones) se convirtió en el valor más alto desde la salida de la Convertibilidad.

Primeros pasos

-Acceder al mercado de bonos no es una tarea difícil. El cliente puede abrir una cuenta en una sociedad de bolsa simplemente presentando el documento de identidad y una declaración jurada por el origen de los fondos que se van a depositar vía transferencia bancaria a la cuenta de la sociedad de bolsa (ya que no se acepta efectivo). Esto es un requisito que pide la Comisión Nacional de Valores y los organismos de control por el lavado de dinero. Saldado eso, la apertura de la cuenta es instantánea.

-No hay costo de apertura, sí de mantenimiento. En ese caso, el costo oscila desde $35 a $50 por mes si bien hay algunos casos en donde puede ser superior. También operar, o sea la compra/venta de títulos tiene una comisión: en el caso de los bonos oscila el 0,5% y a diferencia de las acciones (que además pagan el 1% de comisión) no tienen IVA. Hay otros ítems en los costos poco relevantes como el derecho de mercado y el derecho de bolsa que llegan al 0,01%. También la comisión que cobra Caja de Valores por la custodia de los títulos tiene un costo ínfimo que es incluido en el paquete que arma la sociedad de bolsa.

      Embed
 

Menú a disposición

-Bonos soberanos en dólares: Claramente son los más demandados en la actualidad por el cepo cambiario instaurado a fines de octubre del 2011. En el menú, según relata Vera, están los Bodenes y los Bonares. “Los títulos en dólares se llevan hoy el 90% del mercado”, acota. El Boden 15, Bonar 10 y Global 2017 (vencen en 2017) tienen un rendimiento de hasta el 12,5% anual en dólares tomando los precios del exterior (donde el inversor considera el tipo de cambio del contado con liquidación, o sea el 7,15 pesos).

En cambio, en el mercado local los precios “reflejan” el tipo de cambio oficial. Por eso, hasta en algunos casos se ven rendimientos negativos. Sea como fuere, incluso el inversor en la plaza local recibe el pago de intereses o capital de estos bonos en dólar billete. Una cotización que en el mercado “libre” vale 7,20 pesos.

 El inversor argentino que compra en pesos en el mercado local está pagando una cobertura de tipo de cambio. Un ejemplo: el Bonar 13 vale 715 pesos por cada 100. Muy parecido, entonces, a las cotizaciones paralelas (blue o liqui) del dólar. Como paga todo el capital al vencimiento, que cae en septiembre de este año, el inversor lo compra hoy para asegurarse en esa fecha dólares a 7,15 pesos.

-Bonos dólar link: los más buscados son los títulos de la Ciudad de Buenos Aires y Neuquén que rinden 2% en pesos más la devaluación esperada. Lucas Gardiner, responsable de Banca Privada de Puente, señaló que estos instrumentos retomaron posiciones porque “tomando los futuros del Rofex donde el mercado prevé una devaluación del 22% en el año, pagan una renta interesante”. El de la Ciudad y el de Neuquén, que pagan cupones de 6,9% y 7,5% respectivamente, vencen entre marzo y junio de 2014.  “Son bonos que compran mayoritariamente inversores institucionales y por eso no tienen tanta liquidez”, aclara.

-Bonos provinciales en dólares: En este caso el emisor del bono es el que decide cuánto es la emisión mínima. Con lo cual, no todos pueden acceder a estas emisiones. Por ejemplo, el bono en dólares de la Ciudad al 2015, el que rinde 12%, tiene un requisito de compra mínima de 100.000 bonos, o sea alrededor de 740.000 pesos. En el caso del bono del Neuquén al mismo plazo y moneda, el mínimo para ingresar son 150.000 bonos lo que costaría 900.000 pesos.  “Hay algunos inversores individuales que ingresan a estos títulos pero no es para el inversor más chico”, destaca Gardiner. Un bono interesante es el de Mendoza que rinde 14% en dólares y paga amortización semestral. Se ingresa con un mínimo de 30.000 pesos. Más abajo está el BDED de la Provincia de Buenos Aires (13% de rendimiento) con mínimo de $20.000 y uno de Córdoba que rinde 18,5%.

-Bonos en pesos: Están los que ajustan por CER (inflación Indec) como el Bogar 2018 a la cabeza. “Antes del 2007 con la intervención del Indec habían tenido su apogeo. Ahora, merced de la gran liquidez, recobran dinamismo. No son títulos que haya que dejar de lado por la aceleración de precios si bien ajustan por inflación oficial”, indica Vera. Rinde casi 9% más el CER que estaría en torno al 10% (casi 20% total). Según Delphos Investment, por la suba de los bonos con CER y los dólar link, habría margen para un reposicionamiento en los títulos que ajustan por tasa Badlar (la mayorista para depósitos superiores a 1 millón).  “De continuar esta tendencia y asumiendo futuros incrementos en la tasa Badlar, tanto el AE14 como el AS15 empiezan a verse más atractivos, especialmente comparado con el PRE9 y cerca del PR12”, afirma. 

Un apartado se mercen los cupones atados al PBI. Después de subas exponenciales en los últimos años, con la recesión del año pasado y los pronósiticos agoreros con respecto a este 2013, están perdiendo brillo. Pero serán los primeros que resurgirán ante algún signo de reactivación económica.

Comentá