Políticamiércoles 09 de enero 2013

ONU: un millón de sirios no accede a alimentos

Un informe de Naciones Unidas culpó a la falta de seguridad para desembarcar cargas. El Papa dijo que al final del conflicto entre Al Assad y los rebeldes quedará "un campo de ruinas"

Crédito: AP


El Programa Mundial de Alimentos (PAM) de las Naciones Unidas anunció que podrá ayudar a 1,5 millones de los 2,5 millones de personas que sufren hambre en Siria.

La vocera de la agencia, Elisabeth Byrs, explicó que esa limitación se debe a la falta de seguridad en el país por los enfrentamientos entre las fuerzas de Bashar Al Assad contra los rebeldes.

Según Byrs, la incapacidad de usar el puerto de Tartus para suministrar cargas de ayuda implica que un gran número de personas en algunas de las áreas más afectadas del país no recibirán ayuda.

“Nuestra principal aliada, la Media Luna Roja, opera al máximo de su capacidad y ya no puede extenderse más”, dijo.

“El PAM está haciendo gestiones para importar combustible con fines humanitarios a fin de resolver el impacto de la significativa carencia de gasolina en todo el país. Esto ha afectado la capacidad de la organización para trasladar la comida a tiempo, desde el puerto hasta las instalaciones de embalaje, y para encontrar camiones para la distribución de los alimentos”, explicó la vocera.

      Embed

Además, Byrs advirtió que la agencia retiró temporalmente a su personal de las oficinas en las ciudades de Homs, Alepo, Tartus y Qamisly debido al creciente riesgo en esas zonas.

Por otro lado, el papa Benedicto XVI instó a las autoridades políticas poner fin a la crisis en Siria porque “de continuar no conocerá vencedores sino sólo vencidos, dejando atrás nada más que un campo de ruinas”.

El conflicto sirio comenzó con protestas pacíficas en marzo de 2011, pero desde entonces se ha transformado en una guerra civil. Al menos 60.000 personas han muerto en incidentes ligados al conflicto, de acuerdo con un reciente cálculo de Naciones Unidas.


AP

Comentarios