Mundomartes 08 de enero 2013

Investigan a artista por usar cenizas del Holocausto

Carl Michael von Hausswolff afirmó haber utilizado restos de las víctimas para su obra Memory Works. Además de ser indagado, fue repudiado por la comunidad judía

Crédito:

Fiscales polacos investigan a un artista sueco que afirmó haber usado cenizas de víctimas del Holocausto para hacer una pintura, por lo que podría ser sentenciado a prisión.

El artista Carl Michael von Hausswolff escribió, el año pasado, en el sitio de internet de la Galería Bryder en Lund, Suecia, que realizó una pintura utilizando cenizas que tomó de los hornos de cremación en Majdanek, un campo de concentración nazi en el este de Polonia, en una visita que realizó en 1989.

La vocera Beata Syk-Jankowska dijo el martes que los fiscales en la ciudad de Lublin, en el este del país, iniciaron una investigación sobre las declaraciones del artista. La encargada de comunicaciones señaló que no hay evidencias y que los fiscales están siguiendo los reportes de los medios de comunicación.

También pedirán ayuda a investigadores suecos para reunir pistas e interrogar al artista, agregó la vocera.

La pequeña pintura, titulada Memory Works, está hecha con pinceladas verticales marrón y gris que dan la impresión de ser un grupo de personas apiñadas. Podría resultar muy difícil saber si Hausswolff usó cenizas de las víctimas o sólo está tratando de llamar la atención.

Si sus afirmaciones resultan ciertas, sería extremadamente ofensivo para los sobrevivientes del Holocausto y muchas personas más, incluyendo a los polacos que también fueron perseguidos en la Segunda Guerra Mundial y preservan ahora la memoria de las víctimas. Hausswolff podría ser acusado en Polonia de profanar cenizas humanas y el lugar en el que estaban depositadas, por lo que enfrentaría una pena máxima de ocho años en prisión.

Entre 1941 y 1944, unas 150.000 personas, en su mayoría judías, estuvieron detenidas en el campo de Majdanek, donde murieron unos 80.000 prisioneros.

En 1989, todavía había cenizas humanas en los hornos donde los nazis cremaban los restos de sus víctimas.

Retirar cenizas es un crimen, pero en ese entonces no había cámaras para vigilar que no se cometieran estos actos, dijo a The Associated Press Agnieszka Kowalczyk, vocera del museo en el campo.

El museo Majdanek y la comunidad judía en Suecia han condenado las afirmaciones de Hausswolff.

Martin Bryder, propietaria de la Galería Bryder en Lund, confirmó a la AP el martes que la pintura se exhibió tres semanas entre noviembre y diciembre pasados. La propietaria rechazó hacer declaraciones sobre el artista o la pintura.

Comentarios