Playfútbolsábado 22 de diciembre 2012

Con el gol 91 de Lionel Messi, Barcelona se impuso ante el Valladolid

Ganó 3-1. Para el Barça marcaron Xavi y Tello, mientras que el segundo fue del argentino, quien amplió su recórd de conquistas en el año. Para el local descontó Guerra. El "Blaugrana" cerró el año de gran manera como líder invicto de la Liga española

El Barcelona venció al Valladolid por 3-1 en la 17ma. jornada de Liga y termina el año afianzado como líder de la competición, invicto y con nueve puntos de ventaja sobre el Atlético de Madrid.

 


Dirigido por el segundo entrenador Jordi Roura en lugar de Tito Vilanova, quien fue intervenido de un tumor el jueves, el Barcelona impuso su juego después de que el Valladolid le peleara la pelota en los primeros minutos.

 


El equipo blaugrana se hizo con la posesión mediante el trío formado por Xavi Hernández, Thiago y Messi. Fue el tres veces Balón de Oro el que avisó con un tiro libre directo ejecutado con precisión y fuerza que pegó en el palo a los 35 minutos de la primera etapa.

 


Poco después llegó el primer gol cuando Xavi Hernández finalizó una jugada en la que Messi encontró a Jordi Alba, quien asistió para que el capitán sellara el 1-0.

 


La segunda parte comenzó con una gran acción a un toque del Barcelona. Con Dani Alves como conductor, el equipo blaugrana trianguló y el brasileño mandó el centro desde la línea de fondo para que Pedro estrellara un cabezazo en el poste.

 


Después de fallar una ocasión clarísima con la pierna derecha, Messi se redimió con una gran jugada en la que rompió la línea defensiva del equipo local con un caño al portugués Henrique Sereno. Finalmente marcó con un sutil remate.

 


El Valladolid descontó a tres minutos del final a través de Javi Guerra, pero Cristian Tello, que acababa de entrar al campo, sentenció el duelo en tiempo de descuento.

 

Con el gol de esta fecha, Lionel Messi cerró el 2012 con 91 goles en su haber, superando de manera amplia el récord de conquistas en un año que, hasta hace dos semanas, ostentaba el alemán Gerd Müller.

Comentá