Tecnojueves 20 de diciembre 2012

Videojuegos y la TV, en la mira tras masacre de Newtown

La multimillonaria industria de videogames en los EEUU está bajo escrutinio. Hollywood canceló o retrasó una serie de películas y programas de TV con contenido violento tras el tiroteo en una escuela primaria de Connecticut

En Washington, el senador John Rockefeller pidió un estudio nacional sobre el impacto de los videojuegos violentos en los niños y una revisión del sistema de calificación de edades.

Aunque los investigadores en Newtown, Connecticut, no han dado motivos sobre el tiroteo del viernes pasado, algunos medios norteamericanos han informado que el autor, de 20 años, jugaba en el sótano de su casa al popular videojuego Call of Duty.

El atacante Adam Lanza se suicidó después de disparar y matar a 20 niños, seis empleados del colegio y a su madre.

Rockefeller dijo que durante mucho tiempo había estado preocupado sobre el impacto de juegos y videos violentos en los niños.

"Las corporaciones importantes, incluida la industria de los videojuegos, ganan miles de millones en marketing y en la venta de contenidos violentos para los niños. Tienen la responsabilidad de proteger a nuestros niños", dijo Rockefeller en un comunicado.

La Entertainment Software Association, que representa a la industria de los videojuegos que tiene un valor de u$s78.000 millones, ofreció sus "sinceras condolencias y plegarias" a las familias de Newtown.

Pero dijo en un comunicado que "la búsqueda de soluciones significativas debe considerar el amplio rango de factores existentes que podrían haber contribuido a esta tragedia".

"Cualquier estudio de este tipo necesita incluir los años de extensa investigación que han mostrado que no hay conexión entre el entretenimiento y la violencia en la vida real", dijo la asociación.

Call of Duty y Halo recaudan millones
El último título de la franquicia Call of Duty de Activision Blizzard, Call of Duty: Black Ops II, alcanzó los u$s1.000 millones en ventas dos semanas después de su lanzamiento el mes pasado.

Entre otros videojuegos populares se incluye el Halo 4 de Microsoft, en el que los jugadores matan aliens. El juego recaudó hasta u$s220 millones en ventas mundiales el día de su lanzamiento en noviembre.

Mike Hickey, analista de National Alliance Capital Markets, dijo que los reveses contra los videojuegos no eran raros, pero que no era consciente de que en el pasado éstos hayan sido retirados de la venta.

Cuando ocurrió el tiroteo en el instituto Columbine en 1999, hubo un clamor similar porque los autores eran estudiantes que jugaban al juego de disparos Doom, dijo Hickey a Reuters.

Ejecutivos de los estudios cinematográficos de Hollywood y canales de televisión han pasado desapercibidos en su mayoría esta semana mientras los estadounidenses buscan respuestas a la masacre de Newtown, y discuten sobre cómo prevenir actos violentos similares que impliquen el uso de armas.

Sin embargo, se ha retirado contenido considerado sensible, como un episodio de la serie de televisión Haven que contenía escenas violentas en un colegio secundario, y el estreno la semana que viene de un programa de TLC llamado Best funeral ever.

Discovery Channel canceló la tercera temporada de su serie de reality American Guns, sobre una familia de fabricantes de armas y algunas emisoras de radio han dejado de emitir la canción de la cantante pop Ke$ha Die Young para evitar cualquier potencial ofensa.

Los estrenos de las nuevas películas Jack Reacher, protagonizada por Tom Cruise, y Django Unchained, protagonizada por Jamie Foxx, fueron cancelados por respeto a las víctimas de Newtown, pero ambas películas llegarán a los cines en los próximos siete días, tal y como estaba previsto.

Insensibles, hoy
El Parents TV Council elogió la respuesta de la industria del entretenimiento esta semana, pero dijo que no debería limitarse a los días después de este tipo de tragedias.

"Si un canal de televisión cambia su programación por un contenido que podría ser insensible hoy, ¿por qué ese mismo contenido es apropiado después?", dijo el presidente del consejo, Tim Winter, en un comunicado.

El director Quentin Tarantino calificó el tiroteo de Newtown como "una tragedia horrible" pero en una entrevista el lunes con CNN declinó vincular la violencia en las pantallas con los sucesos en la vida real.

"Esto se remite hasta los días de Shakespeare (...) cuando hay violencia en la calle, el grito se convierte en 'la culpa es del autor' y en realidad creo que es un argumento muy fácil para poner sobre algo que es una tragedia de la vida real", dijo Tarantino.

Ver más:

,

,

Comentá