Sociedadjueves 13 de diciembre 2012

Hallan milenario cementerio prehispánico

Ubicado en el estado mexicano de Sonora (noroeste), alberga 25 esqueletos. Algunos tenían deformaciones intencionales del cráneo



El cementerio, el primero de este tipo hallado en Sonora, se "conforma de entierros de 25 individuos, 13 de los cuales presentan deformación intencional del cráneo, y cinco también tienen mutilación dentaria", informó un comunicado del Instituto.

Estas deformaciones y mutilaciones eran prácticas propias de otros estados de la región, en la costa del Pacífico mexicano, añadió el comunicado. Se detalló que el sitio pudo haber pertenecido al grupo indígena Pima, que habitó Sonora y parte del vecino distrito de Chihuahua (norte).

De los restos óseos de los 25 individuos recuperados, 17 corresponden a menores de edad -de entre 5 meses y 16 años- y 8 son de adultos. 

Según explica el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), lo relevante del descubrimiento es la evidencia de costumbres que no se habían registrado en los antiguos grupos culturales de Sonora: la deformación craneal (frontal occipital) que se aplicó a las 13 personas, así como la modificación de la parte lateral de las piezas mediante el desgaste para darles la forma de “V”. 

      Embed

"Algunas de las osamentas portaban ornamentos elaborados con conchas y caracoles de la región del Golfo de California, como brazaletes, una nariguera, aretes, pendientes y collares de cuentas de concha", añadió el comunicado.

      Embed

      Embed

Una de los arqueólogos explicó que en Sonora no se había descubierto un cementerio como tal hasta ahora. "Lo más cercano está en el sitio arqueológico La Playa, donde se han recuperado más de 400 entierros, pero ahí los esqueletos fueron enterrados adentro y afuera de las casas”, no en un lugar específico para enterrar muertos, según explicó la arqueóloga Cristina García.

      Embed

La especialista subrayó que estos descubrimientos están dando pie a mayores investigaciones en la parte sureste de Sonora que ha sido poco estudiada. “La parte norte, la desértica, el noreste y la costa son los más investigados; a partir de estos hallazgos, se sabe que el sureste es distinto a lo que se conocía, este lado es completamente nuevo”.

 

Uno de los individuos fue enterrado con un caparazón de tortuga colocado a la altura del abdomen, el cual se conserva en buenas condiciones.

      Embed

Este proyecto de excavación arqueológica es realizado por la Universidad Estatal de Arizona, Estados Unidos, con aprobación del INAH.

Comentarios