Políticajueves 29 de noviembre 2012

“Chávez volverá el próximo 10 de enero”

Lo afirmó el ministro de Información venezolano. El vicepresidente Nicolás Maduro, sin dar fechas, lo confirmó. El bolivariano se trata en Cuba, mientras crecen los rumores de un nuevo cáncer. Video


"La noticia es que el 10 de enero, que es ahorita, va a venir Hugo Chávez a recibir la Presidencia de la República en el período constitucional 2013-2019, porque acaba de ganar una elección presidencial, eso es lo concreto", expresó Villegas.


En una entrevista con la televisión estatal, el funcionario chavista aseguró que el líder bolivariano se está recuperando tras el cáncer. "Pasó por una radioterapia, aun así él no le hizo caso a quienes le dijeron que no se metiera en la campaña, él se metió en la campaña, haciendo su esfuerzo como el líder político extraordinario que es (...), si no hubiera estado en esas condiciones, quién sabe cuáles hubieran sido los resultados", agregó.

Al afirmar que Chávez regresará recién el próximo 10 de enero, estalló la polémica. No confirmó si el mandatario pensaba quedarse todo ese tiempo en Cuba o si iba a retornar, en el medio, a Caracas.

Advertido del revuelo que sus declaraciones significaron, el ministro de Información intentó modificar sus dichos a través de su cuenta de Twitter y escribió que no se refirió al 10 de enero como la fecha exacta de regreso del mandatario y sólo la indicó como la fecha de la toma de posesión.

Lo cierto es que las explicaciones no resultaron suficientes. Villegas no confirmó que el mandatario fuera a regresar antes y tampoco dio detalles de cuáles son los planes para estos meses.

Mientras, crecen los rumores de un nuevo tumor en la zona pélvica. Un corresponsal del diario español ABC citó fuentes de inteligencia con acceso a los informes médicos y aseguró que habría vuelto a reproducirse un tumor en la zona pélvica de Chávez y deberá ser sometido a más sesiones de quimioterapia.

El vicepresidente de Chávez, Nicolás Maduro, no dio fechas pero repitió hasta el cansancio que el bolivariano estará para la toma de poder, lo que ocurrirá el próximo 10 de enero. Así, sin grandes actos, confirma el dato de Villegas.

Lo que sí se sabe es que el bolivariano lleva más de un año batallando contra la enfermedad.

Chávez se apartó por primera vez de la escena pública el 9 de mayo de 2011 al suspender una gira por Brasil, Ecuador y Cuba a raíz de una lesión en la rodilla izquierda.

Al cierre de esa gira, que finalmente arrancó el 6 de junio, el entonces canciller Nicolás Maduro informó que Chávez había sido operado de urgencia en La Habana de un absceso pélvico, lo que obligó al mandatario a permanecer en la isla por varias semanas.

La suspensión el 29 de junio de la cumbre fundacional de la Celac -prevista para julio en Caracas- fue la antesala de la terrible noticia. Al día siguiente, Chávez anunció al mundo desde La Habana que sufría cáncer y que había sido operado exitosamente de un tumor en la zona pélvica.

Tras someterse a cuatro ciclos de quimioterapia, el presidente aseguró haberse recuperado y trató de retomar la intensa agenda a la que tenía acostumbrados a los venezolanos. Presidió, en diciembre de 2011, la esperada cumbre de la Celac en Caracas, se mostró infatigable con un discurso de más de nueve horas ante el Legislativo y relanzó su programa dominical Aló, Presidente, que se transmitió sólo una vez.

A pesar de sus esfuerzos por mostrarse sano, Chávez fue operado de nuevo en febrero de este año de una recurrencia del cáncer y un mes después inició un tratamiento de radioterapia, que lo obligó casi a desaparecer de la vida pública y a usar Twitter como prácticamente el único medio para comunicarse con el país durante sus estadías en La Habana.

Ya en plena campaña por la presidencia, mandato que renovó el 7 de octubre de este 2012, el mandatario venezolano eligió la táctica de mostrarse jovial y activo en cada evento.

La ausencia de Chávez deja además un vacío en la campaña electoral para los comicios regionales del 16 de diciembre, ya que los candidatos del oficialismo están acostumbrados a ser impulsados por la figura presidencial en la lucha por las gobernaciones de 23 estados.


Comentarios