Sociedadmartes 20 de noviembre 2012

Prostitutas y gays, los más afectados por el sida

El último informe de Onusida reveló que esas son las mayores víctimas del virus en Latinoamérica. La epidemia se encuentra en una fase "estable" en la región

Crédito:

Los profesionales del sexo y los homosexuales son los colectivos más afectados por el virus del sida en América Latina, particularmente en el Caribe, que tras el África subshariana es una de las regiones más golpeadas por la pandemia. Así lo establece el último informe anual de ONUSIDA, divulgado este martes en Ginebra.

La prevalencia del virus de inmunodeficiencia (VIH) entre los profesionales del sexo es "notablemente superior" que en la población general, advierten los autores, que lo achacan a la falta de protección durante las relaciones sexuales.

A modo de ejemplo, en República Dominicana "la prevalencia del VIH en profesionales del sexo alcanza el 4,7% en comparación a la prevalencia nacional, que se sitúa en el 0,7%" y en Brasil "es del 4,9% comparado con el 0,3% de prevalencia nacional".

Sin embargo, el informe admite que la epidemia del sida se encuentra en una fase "estable" en América Latina, donde esta enfermedad afecta al 0,4% de la población y las últimas investigaciones revelan un leve descenso de casos de nuevos infectados, sostuvo este martes el programa de Naciones Unidas para el sida.



En el informe anual, que precede la conmemoración, el próximo 1º de diciembre, del Día Mundial de Lucha contra el Sida, el organismo revela que cerca de 1,4 millones de personas viven con el virus del sida en la región, en comparación con 1,2 millones en el año 2001.



Este incremento corresponde a una mayor esperanza de vida entre los infectados gracias a un acceso más amplio a los tratamientos existentes, según dijo a EFE la directora de Derechos, Género y Movilización Comunitaria de ONUSIDA, Mariangela Simao.



La tendencia a una rebaja en el número de nuevos infectados queda confirmada por las 83.000 personas que contrajeron el VIH el año pasado, con respecto a las 93.000 personas de diez años antes.

Comentarios