Mundolunes 19 de noviembre 2012

Correa propuso "controles democráticos" a los medios

El presidente de Ecuador quiere convertir la libertad de expresión en "una función del Estado", que deberá regular el suministro de informaciones. Críticas de la oposición

Crédito:

Según Correa, dado que la libertad de expresión es tan importante, la humanidad se debería preguntar "por qué está en manos de medios privados con fines de lucro". Fue el argumento que usó durante una rueda de prensa, en la que volvió a cuestionar a lo que él llama "prensa corrupta".

"Si tienen que quitarnos ese derecho para aumentar la rentabilidad lo van a hacer ", explicó Correa, que acusa a los mayores medios privados de Ecuador de anteponer sus intereses económicos a la ética periodística.

En una entrevista con el diario español El País el pasado viernes, el mandatario había propuesto analizar si se deben tener más medios públicos y sin fines de lucro. Puesto que la información es un derecho, "¿por qué no puede ser una función del Estado, como la justicia?", se preguntó.

El comentario provocó el rechazo de asociaciones de prensa y asambleístas de oposición, que afirmaron que con ese mecanismo el Gobierno mantendría el dominio sobre lo que se divulga en los medios.

Correa defendió este lunes su propuesta ante los periodistas presentes en la rueda de prensa, en la que también hizo un balance de su viaje por Italia y España, de donde acababa de regresar.


"Si (la libertad de expresión) es tan importante, ustedes mismos lo dicen, cuando les conviene es importantísima, entonces que sea una función del Estado, con legitimidad democrática, con controles democráticos, no estos negocios que hacen lo que les da la gana", dijo. Y pidió que sea "una función del Estado, que tiene mucha más capacidad de regular ese suministro de información".

En cambio, César Ricaurte, director de Fundamedios, una organización no gubernamental muy criticada por Correa, dijo el pasado viernes a la agencia EFE que el hecho de que el Estado centralice la información "no garantiza un mayor pluralismo, al contrario, garantiza que va a haber una verdad oficial". Y concluyó: "La proliferación de medios privados es lo que debería garantizar el pluralismo", añadió.

Comentarios