Sociedadmartes 13 de noviembre 2012

Prenden fuego en los cuernos de toro por diversión

El Toro Jubilo es una fiesta tradicional de Medinaceli, España, que todos los años genera polémica y denuncias por la brutalidad con la que se trata a los animales. LAS IMÁGENES PUEDEN HERIR SU SENSIBILIDAD


La fiesta del “Toro de fuego” se celebra la noche del 12 al 13 de noviembre, desde hace cuatro siglos, cuando cientos de personas llegan a la plaza del poblado, ubicado en la provincia de Soria, para ver cómo las llamas crecen en la cabeza de un joven toro que luego será asesinado.

Las imágenes muestran al animal temblando de miedo mientras lleva dos antorchas colocadas sobre sus cuernos. Los lugareños demuestran su valentía atormentándolo.

Después de 45 minutos, el toro es liberado de las llamas para ser asesinado mientras partes de su cuerpo son entregadas a los hombres que antes lo enfrentaron en señal de reconocimiento por su valentía.

Mark Jones, veterinario y director ejecutivo en Reino Unido de Humane Society Internacional Express, dijo que el festival "es bárbaro y hace que el estrés de los animales sea fenomenal".

"El animal es increíblemente asustado por todo el proceso. En el día de hoy, un pueblo no debería usar animales de esta manera para su entretenimiento y no debe utilizar la cultura como una excusa para la crueldad”, agregó.

El Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) exigió responsabilidad política para poner fin al Toro Jubilo de Medinaceli. “Mientras el resto del mundo se escandaliza por este tipo de salvajadas, en España son protegidas y financiadas públicamente y por los medios de comunicación”, señaló.

Comentarios