Deportesmiércoles 07 de noviembre 2012

Políticos brasileños raptaron a hermana de Hulk

El goleador brasileño, actualmente en el Zenit ruso, vivió horas de tensión por la desaparición de su hermana menor. Candidato a legislador de la ciudad reconoció el secuestro

Crédito: AFP

La policía de Campina Grande, ciudad en el estado brasileño de Paraíba (nordeste), desenmascaró a los autores intelectuales del secuestro de casi 24 horas que tuvo como víctima a la hermana menor del delantero brasileño Hulk, una de las estrellas de la selección de Mano Menezes.

Según el comisario Henri Fabio, los dos detenidos admitieron haber ideado el secuestro con el objetivo de obligar a la familia a pagar un rescate: "Ellos dijeron que enfrentaban dificultades financieras, y vieron la alternativa del secuestro como una mina de oro".

El empresario Elio Pereira da Silva fue el primero en ser detenido, horas después del secuestro de Angélica Vieira. Y luego fue el turno de los dirigentes políticos involucrados.

Los secuestradores no se pusieron de acuerdo en el reparto de dinero y liberaron a la estudiante de 22 años antes de contactar a la familia para exigir el pago de rescate. 

Según versiones de prensa, la estudiante de Nutrición dijo haber escapado de su cautiverio en las afueras de Campina Grande y haber sido llevada hasta casa por el conductor de un automóvil que la socorrió.

Tras la liberación, la policía arrestó a otros dos sospechosos, pero todavía busca capturar a Roberto Sinfronio, del Partido Social Demócrata (PSD), quien es suplente de concejal de la Cámara Municipal de Campina Grande.

Hulk, cuyo nombre civil es Givanildo Vieira de Souza, acaparó en julio pasado los titulares de la prensa deportival, al ser comprado al Porto por el Zenit de San Petersburgo en una cifra cercana a los 40 millones de euros (unos 51 millones de dólares).

Otros jugadores brasileños con éxito internacional como Robinho, Romario, Luis Fabiano y Grafite también sufrieron por el secuestro de familiares en Brasil.

Comentarios